Secretos en Reunión

domingo, 22 de mayo de 2011 · 00:00

Horacito, “Coach ontológico”

Si bien en algunas notas periodísticas que dio en los días previos al juicio dijo que el fiscal Diego Molina Pico le había arruinado la vida y ahora trabajaba como “remisero”, el imputado Horacio García Belsunce (h) sorprendió a todos los presentes cuando en el interrogatorio personal le dijo a la presidenta del tribunal que también era “coach ontológico”.

Los miembros del tribunal y varios abogados se miraron y sólo una periodista de los 15 presentes en la sala de audiencias, sabía lo que es un “coach ontológico”. Se trata de una disciplina utilizada en el ámbito empresarial o personal en la que el “coach” asiste a las personas a modo de guía para lograr un objetivo o conseguir un resultado.

 

Cena y compañía

Paree que el concejal Diego Ranieli no solamente no se bajó de la carrera por la candidatura denarvaísta a la intendencia, sino que también mantiene buenas relaciones con el jefe de su espacio político.

El viernes a la noche, por caso, Ranieli compartió la cena con De Narváez en el restaurante Tinto y Soda del Kilómetro 50. En la mesa, que también integró el precandidato a concejal Adrián Maciel, se habló de política y del armado de las listas. A la hora del menú, De Narváez optó por lo sencillo: entraña con puré.

 

Reto

Al igual que lo hizo en 2007, en tiempos del primer juicio oral a Carlos Carrascosa, Leila Keller Sarmiento, la mujer de Horacio García Belsunce (h) ocupó la primera fila de los asientos destinados al público en la primera audiencia del juicio por encubrimiento que tiene a su marido en el banquillo.

Pero esa preferencial ubicación le valió un reto por parte del juez Ariel Introzzi Truglia, que le llamó la atención por gesticular, aparentemente de manera burlona, cuando hablaba el fiscal Leonardo Loiterstein.

“Le voy a pedir compostura a la señora ubicada en el primer asiento de la primera fila”, la reprendió Introzzi Truglia. Keller Sarmiento es una vieja conocedora de los tribunales de San Isidro porque durante los cinco meses que duró en 2007 el juicio a Carlos Carrascosa, era la encargada de llevarlo y traerlo a tribunales en su auto y la proveedora oficial de los cigarrillos negros que el viudo fumaba en los cuartos intermedios.

 

El “Messi” de los fiscales

Gonzalo Aquino es el tercer miembro natural del Tribunal Oral 1 de San Isidro que no  pudo participar en el juicio de encubrimiento del caso García Belsunce porque entre 2007 y 2010, cuando estaba a cargo de la UFI 2 de Pilar, fue fiscal de la causa residual por el crimen de María Marta.

De todas maneras, Aquino se acercó a la puerta de la sala de audiencias al inicio del juicio para saludar a colegas, fiscales y letrados y  allí todos lo cargaban con su nuevo apodo: “El Messi de los fiscales”, tal como lo bautizó un periodista que en los últimos días participó de un debate por el caso Belsunce en un canal de noticias.

 

Imagen

La foto tiene unos días, fue tomada durante la inauguración de un nuevo sector de juegos infantiles en la plaza de Zelaya.

 En ella se lo ve a intendente dialogando con una de las animadoras del acto, ataviada con una colorida peluca y un traje amplio.

De ninguna manera se trató, como insinuaron algunos malintencionados, de una reunión política para definir su lista de concejales.

 

 

 

Comentarios