Para su defensa, Luis Patti es “un perseguido político”

Avaló la teoría de la “guerra interna” en la que le tocó actuar a su defendido. Señaló que la suerte del ex  subcomisario “ya está echada” y atacó al “progresismo”.  

26 de febrero de 2011 - 00:00

 

El abogado defensor de Luis Patti, el ex camarista de Casación Penal Alfredo Bisordi, tildó de “perseguido político” al represor ex intendente de Escobar, en el alegato final del juicio en su contra por delitos de lesa humanidad en la última dictadura militar.

Bisordi volvió a recurrir al argumento de la “guerra interna” en la década del 70 para justificar los hechos, al dar por descontado que su cliente será condenado por jueces que perdieron la “imparcialidad”.

La suerte de nuestro defendido está echada y éste lo sabe”, sintetizó tras cuestionar la “imparcialidad” del Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, y recordar que intentó sin éxito recusar a todos sus integrantes.

“Con el resultado de este enjuiciamiento se burló la voluntad de medio millón de electores y se terminará de concretar la obra, eliminándolo como adversario político del oficialismo. Su condena ha sido dictada desde el mismo momento en que el poder político vigente reclamó su inmediata detención”, arrancó Bisordi sobre el ex subcomisario al recordar que en 2005 se le impidió asumir su banca de diputado del PAUFE, ante las denuncias por delitos de lesa humanidad en su contra.

El ex titular del máximo tribunal penal del país devino abogado de Patti apenas renunció a su cargo, teóricamente para jubilarse en 2008, jaqueado por denuncias en su contra por dilaciones en el trámite de las causas reabiertas por delitos de lesa humanidad en la dictadura, cuando llegaban a esa instancia.

Su dimisión en marzo de ese año frenó el proceso de enjuiciamiento que ya estaba en marcha en el organismo que nombra y supervisa el accionar de los magistrados.

Al alegar a favor de Patti dejó clara su postura: “Hay una memoria histórica maniquea y distorsionada, hubo una guerra con dos bandos”, sostuvo desde su asiento de cara al tribunal en el auditorio de la localidad bonaerense de José León Suárez donde se realiza el juicio.

Para Bisordi, el procesamiento de Patti fue confirmado “sin pruebas, por jueces que se encontraban amenazados de juicio político por un Consejo de la Magistratura que es un verdadero pelotón de fusilamiento de jueces imparciales e independientes”.

Bisordi no profundizó en las pruebas que hay contra Patti ni en los testimonios escuchados, sino que sólo criticó a víctimas, sobrevivientes y testigos por su pasado en Montoneros o en la Juventud Peronista.

Patti esta procesado con prisión preventiva acusado del crimen del ex militante Gastón Goncalvez, y de la privación ilegal de la libertad del luego asesinado ex diputado nacional Diego Muñiz Barreto, además de otros casos de secuestros y desapariciones cometidos en Escobar antes y a poco de producirse el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

En esa época era oficial de calle en ese partido del norte bonaerense y por su accionar tiene pedido de prisión perpetua por parte de la fiscalía y todas las querellas.

Bisordi arremetió contra el “kirchnerismo” y los  “progresistas” que montaron un “aparato organizado manejado desde el poder a través del cual un entonces presidente daba sus órdenes” y se presentaron como “especie del género progresista”.

“El objetivo de sus ideólogos no es barrer con todo lo actual, es el de construir ulteriormente otro esquema de valores o sociedad de tinte marcadamente socialista, destruir para construir”, se explayó. 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar