Secretos en Reunión

domingo, 4 de julio de 2010 · 00:00


Rancho aparte

 

La idea se escuchó en plena reunión de comisión, en un momento de enojo, de boca de un edil oficialista: “Se tiene que ir del bloque”, se oyó, aunque con el agregado de algunos términos que esta sección prefiere no reproducir.

El destinatario de la diatriba fue el controvertido Miguel Saric, que minutos antes había abandonado la reunión en medio de quejas contra propios y ajenos, una situación que se repite cada vez más seguido y que ya parece haber cansado a algunos de sus compañeros de bancada.

“Si me quieren echar que me echen, yo no me voy a ir”, dijo Saric al ser consultado un raro después.

Según se comenta, fue el propio Zúccaro el que debió intervenir para bajar los decibeles de la pelea con un contundente “el único que echa a alguien acá soy yo”.


 

Basta de Facebook

Parece mentira que haya gente con tanto tiempo libre. Pero la hay. La red social Facebook, esa a la que tantas críticas le dedicó últimamente el intendente Humberto Zúccaro, sigue siendo para muchos oficialistas y opositores un extraño territorio para hacer política.

Y como en la realidad, en la virtualidad política hay de todo: ideas y vacíos, personalidades brillantes u opacas y honestas o de las otras. Y se dan situaciones increíbles.

Una de esas es la que se generó con los últimos días cuando el concejal opositor Gustavo Trindade -uno de los que usa y abusa del Facebook- advirtió que alguien había tomado su foto y sus datos para amar un perfil falso en la red social, seguramente con aviesas intenciones. Y lo peor no es la queja, sino que chequeando apenas la información se pude comprobar que es cierto.


 

 

Derecho y humano

La designación de Marcelo Mendoza al frente de la Dirección de Derechos Humanos local sorprendió a casi todos en el palacio comunal. Es que el abogado tiene una larga historia como empleado municipal, pero no así como hombre vinculado a la temática que ahora deberá abordar.

Esa falta de experiencia en la lucha por los derechos humanos explica algunos deslices del flamante funcionario que, en las entrevistas concedidas tras su asunción, se refirió con insistencia al “Proceso de Reorganización Nacional”, un título que los organismos de Derechos Humanos repudian por ser el rótulo que se impuso a sí misma la dictadura. Mientras no diga que “los pilarenses somos derechos y humanos” o que “el silencio es salud”…

 


 

Incomunicados

Primero fue uno, y pareció casualidad o, acaso, un castigo. Luego fueron dos y pronto se multiplicaron. Hoy son cada vez más los funcionarios municipales que se quedaron sin su equipo de telefonía celular de esos que se hicieron famosos por tener, a la vez, un sistema de radio.

Parece ser que la quita se decidió por una cuestión de costos, pero no exclusivamente por eso. Es que al parecer demasiada gente en Pilar tiene aparatos de la misma compañía, lo que llevó al gobierno a optar por otra empresa que permita llevar un control más estricto sobre el destino de las llamadas de sus funcionarios.

 

Comentarios