Una pelea política mete ruido en el reclamo de más seguridad

El gobierno ve manos negras detrás de las movilizaciones de padres. La oposición denuncia amenazas y espionaje ilegal. Una historia de operaciones cruzadas que involucra a políticos y policías.
domingo, 4 de julio de 2010 · 00:00

 

Petitorio. La última marcha reclamó implementar corredores seguros.

 

 

 

El reclamo de más seguridad que enarbolan desde hace meses los padres de chicos que concurren a las escuelas del centro, derivó en los últimos días en un escenario impensado: el de la pelea política.

La reunión que un grupo de padres mantuvo con funcionarios y policías tras la movilización del viernes,  mostró la preocupación de las autoridades por desentrañar un supuesto origen político del reclamo, que vislumbran generado desde la oposición y amplificado por la prensa.

Desde la vereda de enfrente, en tanto, se presentaron denuncias públicas y hasta judiciales por supuestas maniobras de espionaje e intimidación.

En el medio, los padres que organizaron las movilizaciones, nucleados en el grupo que llamaron Pilar Seguro, siguen reclamando respuestas a su pedido original: la implementación de mecanismos que mejoren la seguridad en las inmediaciones de las escuelas en los horarios de entrada y salida de clases.

 

Virtual

Como la mayor parte de las convocatorias y reclamos de los padres, las denuncias de operaciones políticas también se conocieron a través de la red social Facebook. Y salieron a la luz de la mano de un viejo conocido del gobierno: el ex jefe de Gabinete Osvaldo Pugliese, que recientemente se sumó a las filas del opositor Gustavo Trindade.

Convertido en sorpresivo protagonista de la situación, Pugliese denunció ayer a través de su perfil en Facebook una extraña situación que, según expresó, lo llevó a radicar una denuncia penal por espionaje.

Aunque no da nombres, Pugliese señala que alguna de las autoridades que recibió a los padres tras la marcha del viernes dio datos sobre una supuesta reunión privada que alguno de ellos habría mantenido con él.

“Increparon a las madres presentes en la movilización sobre las motivaciones y los por qué (en caracter de reproche) se habían reunido conmigo en mi oficina, dando datos precisos del lugar de dicha reunión, sin que nadie le haya hecho referencia a esta situación”, sostiene Pugliese en su nota pública.

Así, se refiere a quienes “buscan agraviarme, descalificarme y silenciarme, y que poseen información sobre mi actividad profesional y pública, lograda por medios ilegales, que entiendo derivan de fuentes diversas, y que ya fueron denunciadas en sede judicial”.

El ex funcionario advierte en su carta que “de aquí en adelante no dejaré pasar por alto ninguna situación de este tipo y procederé a presentarme con las pruebas suficientes en los ámbitos que corresponda, porcada tema que considere perjudicial para mi familia, mi actividad privada o mi persona”.

 

Extraña reunión

El Diario intentó ayer, sin éxito, comunicarse con Pugliese para obtener más detalles de la situación.

La que sí aceptó dar su versión fue Sandra Crespo, una de las madres organizadoras de las marchas y que estuvo presente en la reunión del viernes con funcionarios y policías.

De hecho, Crespo señaló que fue el comisario a cargo de la 1ª de Pilar, Fernando Martínez, quien introdujo en medio del encuentro la figura de Pugliese.

“Dijo que los volantes de las marchas salieron de ahí y que él incentivaba a la gente para que saliera a la calle”, contó Crespo, y se permitió un lugar para la ironía: “si fuera así fue un fracaso, porque éramos pocos”.

Según el relato de la madre, Martínez también se refirió a una supuesta reunión en el edificio Concord, donde Pugliese tiene una oficina.

En su diálogo con El Diario, Crespo negó haber participado de alguna reunión con Pugliese. Y recordó que los volantes a los que habría hecho referencia el uniformado fueron impresos antes de la primera movilización. La mujer señaló de todos modos que uno de los participantes de la marcha, padre de un alumno del Instituto Modelo, trabaja políticamente con Pugliese. Pero destacó el carácter apolítico del movimiento de padres.

“Nosotros no somos políticos y menos opositores. Yo voté por Zúccaro. No queremos que nos usen políticamente, sólo pretendemos que los dirigentes tomen nuestras propuestas y las impulsen”, se quejó Crespo y señaló que esta situación “es un manoseo con el que se saca el foco de la cuestión principal que es la seguridad de nuestros hijos”.

Crespo señaló que en los últimos días hubo otras situaciones extrañas. Como la circulación anticipada de un copia falsa del petitorio que le entregaron el viernes a las autoridades.

“Decía que íbamos a reclamar que sacaran a la calle a los 600 becarios que tiene el Municipio. Pero nosotros hasta ese momento ni siquiera sabíamos qué es un becario y menos cuántos hay”, sostuvo Crespo.

De todos modos, la mujer rescató la actitud de los funcionarios municipales durante la marcha del viernes. Sobre todo, la del secretario de Gobiero, Ricardo Male, “que se mostró coherente y solícito para buscar soluciones”. Así, destacó que las quejas “no son en contra de la policía ni del Muncipio sino contra la inacción y las demoras en la aplicación de las soluciones”.

El próximo martes, en la sede de la escuela 26, se realizará una nueva reunión en la que se analizará la aplicación de los corredores seguros, un sistema de protección en zonas aledañas a las escuelas. Esa es la propuesta que los padres vienen presentando desde poco después de iniciado el actual ciclo lectivo y que recién ahora parece más cerca de aplicarse.

 

 

Por las marchas
Funcionarios critican a la prensa

 

Desde el palacio municipal no sólo miran con desconfianza hacia las filas de la oposición cuando analizan el por qué de las movilizaciones de padres para reclamar seguridad. También señalan a la prensa.

Según Sandra Crespo, una de las madres que organizó las marchas, en la última reunión mantenida con funcionarios y policías “se acusó a la prensa de ‘inflar’ la situación. Pero la prensa no infla nada, cuenta lo que pasa”.

El viernes, durante la movilización en la plaza 12 de Octubre, un alto funcionario increpó a los cronistas que cubrían la noticia: “esto lo inventaron ustedes”, dijo.

 

Comentarios