Estacionamiento medido: consenso entre el Ejecutivo y los ediles

Acordaron afectar los fondos al mantenimiento de las calles y a la compra de equipamiento. El polígono para el proyecto sería el original, pero se aplicaría paulatinamente. El tiempo de tolerancia será discutido.
sábado, 3 de julio de 2010 · 00:00

 

Zúccaro puso paños fríos en su bloque y festejó la diversidad de opiniones.

 

Entre tanto revuelo por el estacionamiento medido que provocó roces y tensión dentro del bloque oficialista y hasta cruces con el Departamento Ejecutivo, la bandera de la paz y el consenso comenzó a flamear en las últimas horas.

El proyecto sería un mix entre el original propuesto por el concejal Miguel Saric y el nuevo impulsado por el Ejecutivo.

Los cambios más resonantes serían el radio de aplicación del sistema y los fondos que tendrán un destino específico.

Con el guiño del intendente Humberto Zúccaro, la titular de la Dirección de Tránsito, Adriana Castro, irá el próximo martes a las 9 al edificio legislativo para explicar el proyecto que dejó a la vista las grietas del bloque oficialista y generó el primer choque entre algunos ediles y el Ejecutivo.

Pero el encuentro también dejaría sentado el principio del consenso entre las partes y sólo se discutirá uno de los puntos, el menos cuestionado.

Según pudo saber El Diario, en una charla previa entre el mandatario y los ediles, quedaron selladas algunas cuestiones esenciales para zanjar las diferencias.

Dentro del acuerdo, el Ejecutivo habría accedido a dejar sentado en uno de los puntos de la ordenanza que los fondos recaudados con el estacionamiento arancelado serán afectados al mantenimiento de las calles que comprenden el circuito delineado, además de la compra de equipos de comunicación, motocicletas para los agentes que controlarán el sistema y hasta la posibilidad de que el Municipio adquiera su propia grúa.

 

Más modificaciones

Además del punto que más conflictos generó en el oficialismo, otra de las modificaciones pactadas sería la demarcación del polígono original propuesto por el concejal Miguel Saric.

Éste comprende el perímetro que comprende las calles Chacabuco, Estanislao López (ex ruta 8), Alsina y Moreno.

La diferencia con el expediente que terminó como una ordenanza preparatoria, sería que la medida se iría aplicando en forma paulatina.

Por lo tanto, la ordenanza comprendería todo el rectángulo y a medida que las calles sean señalizadas, el arancelamiento comenzaría a regir.

Mientras que el punto que quedará en discusión el próximo martes será para dirimir si es necesario dejar 40 días de docencia como pretende el Municipio o si bien, dan lugar a la propuesta de Saric de informar a través de volantes durante una semana o 10 días.

Zúccaro pretende descomprimir la presión que se generó en su bloque y les dio a sus hombres del legislativo, dos semanas para encontrar una solución definitiva y lanzar lo que remarcó será “sólo una prueba piloto”.

 

 

 

Un proyecto con historia 

No es nuevo el proyecto de estacionamiento, pero sí la tensión que provocó en el bloque oficialista y entre algunos ediles y el Ejecutivo.

La historia se repetía una vez más y el proyecto de estacionamiento medido terminaba convertido en algo intrascendente o en un llamado a licitación inconcluso, como lo fue en el 2008.

Pero la insistencia de Saric, las quejas de su par y yerno, Walter Roldán y el silencioso descontento de media docena de ediles, logró un consenso obligatorio y acuerdo con pedido concedidos por parte del Ejecutivo.

Y la postura tomada desde palacio municipal evitó un enojo aún más grande de los “rebeldes”, ya que en las últimas horas ellos se desayunaron con que la ordenanza votada hace poco más de un mes, no fue más que una “preparatoria”.

Es que luego de las modificaciones realizadas durante un cuarto intermedio en la que gran parte de los opositores, excepto el bloque Peronismo Federal, acordó con el oficialismo, el proyecto fue aprobado por mayoría.

Tras esa sesión, los concejales esperaron el veto o la promulgación de la medida, pero según señalaron, nada de eso había pasado, ya que la ordenanza nunca llegó al despacho de Zúccaro.

Al no haberse creado la tasa que fija el costo del estacionamiento, administrativamente dejaron el proyecto como preparatoria, esperando la convocatoria a los Mayores Contribuyentes.

Con el expediente sin efecto, no hay ordenanza vigente por lo que luego del consenso interno del oficialismo, el proyecto deberá pasar por la comisión de Obras Públicas y luego será puesta a consideración del Cuerpo Legislativo.

Comentarios