El gobierno municipal creó la Dirección de Derechos Humanos

Funciona desde ayer, a cargo de Marcelo Mendoza. Se puso en marcha a partir de un convenio con la Provincia. El flamante funcionario apunta a trabajar con las escuelas "para preservar la memoria viva".
martes, 29 de junio de 2010 · 00:00

 

Funcionarios en el acto de ayer con Aurora Morea, Madre de Plaza de Mayo.

 

 

El intendente Humberto Zúccaro volvió a introducir cambios en el esquema funcional de su gobierno con la creación de una nueva dependencia. Se trata de la Dirección de Derechos Humanos, que desde ayer forma parte del gabinete municipal.

A cargo de Marcelo Mendoza, un abogado que trabaja para el Municipio desde hace más de 20 años (ver aparte), la Dirección se puso en marcha a partir de un convenio con la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, en el marco de un “Programa de Fortalecimiento Institucional para la Construcción de Ciudadanía”.

Zúccaro y Mendoza inauguraron ayer las nuevas oficinas de la dependencia dentro del edificio de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Social de la Municipalidad del Pilar, Belgrano 521.

Del acto participaron, además, la secretaria de Derechos Humanos bonaerense, Sara Derotier de Cobacho, y el subsecretario del área, Fernando Cano.

El acto continuó luego a unas pocas cuadras, en el palacio municipal, donde se presentó un video institucional y se llevó a cabo la firma del convenio entre el Municipio la dependencia provincial.

 

Inclusión y memoria

Durante el acto, Zúccaro manifestó que “la política del Estado respecto a los Derechos Humanos tiene que ser un ejercicio común de libertad democrática”.

“Recuperando la justicia y la memoria, tenemos que trabajar en paralelo hacia aquellos que hacen a la inclusión social fundamentalmente los niños, los jóvenes y los abuelos”, sostuvo.

Justamente, las políticas de inclusión hacia la juventud formarán parte de la agenda de trabajo de la  nueva Dirección de Derechos Humanos.

Su titular, Marcelo Mendoza, le confirmó a El Diario que para eso trabajará de forma coordinada con las áreas de Deportes y de Niñez, Adolescencia y Familia del Municipio para ofrecer la contención a menores en riesgo social, principalmente destinados a chicos en situación de calle o abandono.

También se brindará asesoramiento jurídico gratuito y se recibirán denuncias sobre violaciones a los derechos humanos.

Pero una de las tareas principales sobre la que está enfocado el nuevo funcionario será la de “preservar la memoria viva para las nuevas generaciones”.

“Muchos chicos no vivieron el Proceso de Reorganización Nacional (nombre con que se bautizó a sí misma la última dictadura) y es importante que sepan lo que pasó”, dijo.

Para eso, ya comenzó a gestionar visitas guiadas para que alumnos de escuelas locales recorran los centros clandestinos de detención que funcionaron durante la dictadura y que fueron recientemente recuperados como lugares de la memoria.

Los primeros serán los denominados El Olimpo y Club Atlético, aunque también podrían visitar lo que fue la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los centros de detención más emblemáticos del terrorismo de Estado.

Pero antes, Mendoza preparará el acto de conmemoración de la masacre de Fátima, ocurrida el 20 de agosto de 1976 en un paraje de esa localidad Pilarense, cuando 30 jóvenes que se encontraban secuestrados fueron asesinados a balazos y sus cuerpos dinamitados.

Ayer, durante el acto, estuvo presente Aurora Morea, miembro de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, cuya hija, Susana Pedrini, fue asesinada en ese hecho.

Para el acto, cuyos detalles aún no están definidos, Mendoza se comprometió a mejorar el monolito que recuerda a las víctimas en el lugar de la masacre y que últimamente se vio descuidado y con los pastos altos.

“Lo importante es que las nuevas generaciones conozcan lo que pasó para que no tengan que vivirlo”, sostuvo Mendoza.

Además de Pilar, otros siete municipios firmaron convenios similares. Son Escobar, San Vicente, Berisso, General Rodríguez, Ensenada, San Andrés de Giles y Cañuelas.

 

De familia municipal

El flamante director de Derechos Humanos del Municipio, Marcelo Mendoza es abogado de la Universidad de Belgrano con postgrados en casas de altos estudios argentinas y extranjeras.

Aunque no tiene trayectoria de militancia en organismos de Derechos Humanos, sí es un conocido de la familia municipal. Desde 1989 es empleado de la Comuna, donde pasó por diferentes dependencias, además de ser hijo del ex secretario general del gremio municipal durante los 90, Héctor Mendoza.

 

Abuelas

Durante el acto de ayer, se hizo público el apoyo institucional del Municipio a la candidatura de las Abuelas de Plaza de Mayo para el Premio Nóbel de la Paz.

 

Comentarios