El kirchnerismo hace pie en Pilar con ánimo de resurgimiento

Se presentó formalmente la corriente Martín Güemes. Sus dirigentes se mostraron convencidos del fortalecimiento del proyecto K. Y llamaron a los militantes a ser "predicadores contra el desánimo".
viernes, 11 de junio de 2010 · 00:00

 

Susbielles, Laurent y Molina entonan la marcha peronista en el acto de anoche.

 

 

“Cuando parecía que se venían los nubarrones, apareció la gente”. Con esas palabras, el coordinador nacional de la corriente kirchnerista Martín Güemes, Federico Susbielles, resumió la sensación que atravesó también el resto de los discursos: la convicción de que el proyecto del Gobierno nacional está vivo y en condiciones de dar pelea de cara al 2011.

Fue anoche, durante la inauguración oficial de la unidad básica que La Güemes tiene desde hace ya varias semanas en Independencia al 200, en pleno centro de Pilar.

Del acto participaron los dirigentes locales de la agrupación, encabezados por Santiago Laurent, actual coordinador regional del PAMI, junto al director ejecutivo del Organismo para el Desarrollo Sustentable bonaerense, José Molina, la presidenta del bloque oficialista de concejales, Liliana Alfaya, el consejero escolar Damián Espíndola –referente de la JP pilarense-, entre otros dirigentes locales y provinciales.

Tal vez la idea de resurrección que transmitió Susbielles tenga que ver con el origen de la propia agrupación, surgida después de la derrota electoral que sufrió el kirchnerismo en las elecciones del 28 de junio del año pasado.

“En ese momento nos preguntamos por el futuro de un proyecto que le devolvió la voz a millones que habían quedado fuera del sistema y que tuvo la coherencia de no haber entregado nunca a los sectores populares”, lanzó en referencia a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Susbielles habló del kirchnerismo como un “proyecto en construcción que merece que lo defendamos porque devolvió la dignidad”.

 

Apóstoles

En una noche fría y accidentada, en la que el acto corrió peligro a causa de un prolongado corte de luz en la zona, cerca de medio centenar de dirigentes y militantes se amucharon en el patio del local partidario, mientras esperaban que estuvieran listos los choripanes regados con fernet en lugar del tradicional vino.

El primero en hablar apenas volvió la luz fue Laurent, quien calificó al acto como “profundamente simbólico del retorno de la convicción y la militancia que le habían quitado al peronismo”.

“Los medios tratan de ahogarnos con mensajes de desánimo y malas noticias. Por eso tenemos que ser un ejército de predicadores para contrarrestarlo”, señaló.

Molina también habló para cerrar la noche. El dirigente dijo sentirse “orgulloso por la apertura de una nueva unidad básica” y sobre todo de que quienes conduzcan la corriente sean jóvenes. Asimismo, señaló “un antes y un después” tanto de Néstor Kirchner como de las gestiones del gobernador Daniel Scioli y el intendente Humberto Zúccaro.

A partir de ahora, la agrupación buscará comenzar a crecer en el distrito. Y, seguramente, generar el peso necesario para ser tenida en cuenta el año que viene para el armado de las listas. Pero para eso, dicen los dirigentes, todavía falta mucho.

Comentarios