La Provincia sale a detectar evasión fiscal en construcciones

Apunta a unas 70 mil viviendas antiguas que fueron recicladas. Estiman que en el 96% de los casos las mejoras no han sido declaradas. Relevarán Pilar y otros distritos del conurbano norte.
viernes, 7 de mayo de 2010 · 00:00

El titular de ARBA, Martín Di Bella, anticipó que seguirán los operativos.

 

La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) detectó evasión fiscal en el 96 por ciento de los inmuebles reciclados de alto valor fiscal relevados en el norte del conurbano bonaerense.

Inspectores de ARBA continúan con el operativo de  fiscalización catastral, que prevé relevar 70 mil edificaciones antiguas recicladas que registran mejoras sin declarar.

La primera etapa de fiscalización comenzó en el norte del  conurbano bonaerense, donde el organismo ya detectó que  el 96% de los inmuebles relevados registraba mejoras edilicias que no fueron informadas al fisco.

Según estimaciones de ARBA, las casas antiguas recicladas verificadas hasta el momento tienen, en promedio, una valuación de 130 mil pesos, cuando su valor fiscal actualizado alcanza hasta los 276 mil pesos.

En los próximos días, los inspectores se trasladarán al  distrito San Isidro, donde se controlará a unas mil propiedades de alto interés fiscal que cuentan con mejoras no declaradas.

Se trata de propiedades antiguas -construidas en las décadas del ´40 y ´50- que fueron recicladas por sus propietarios, pero cuyas mejoras nunca se declararon.

El director de ARBA, Martín Di Bella, sostuvo que “a lo largo de este año profundizaremos las tareas de fiscalización en los sectores de mayor capacidad contributiva para fortalecer los recursos genuinos de la Provincia”.

“En esa línea de acción se inscriben los operativos para  regularizar los inmuebles reciclados de alto interés fiscal.  Queremos que los dueños de esas propiedades asuman su compromiso como contribuyentes y declaren la verdadera situación catastral de sus propiedades”, remarcó.

 

Actualización

La iniciativa de actualización catastral abarca a los  inmuebles urbanos reciclados de toda la provincia, cuya valuación fiscal sea mayor o igual a 100 mil pesos o, en su defecto, superior al valor promedio del partido; a aquellos cuya superficie parcelaria sea igual o mayor a 200 metros; o a los que posean un área edificada igual o mayor a 150 metros.

La mitad de las propiedades en las que, se presume, existen mejoras no declaradas se encuentra en la zona norte del conurbano bonaerense (Vicente López, San Isidro, San Fernando, Tigre y Pilar); y en las ciudades de La Plata, Bahía Blanca, Lomas de Zamora y Mar del Plata. Tras detectarse la valuación irregular, se notifica al  contribuyente y se le da un plazo de 15 días para completar la declaración jurada de reciclado, se informó.

Comentarios