El proyecto de estacionamiento medido no encuentra obstáculos

Fue tratado en la comisión de Obras Públicas del Concejo y mañana llegaría al recinto. De aprobarse, podría comenzar a aplicarse en dos semanas. Contempla un sistema con tarjetas y cepos.
miércoles, 19 de mayo de 2010 · 00:00

 

El concejal Miguel Saric (izq.) confía en que su proyecto será aprobado.

 

La comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante (HCD) aprobó ayer el proyecto del concejal oficialista Miguel Saric que impulsa el estacionamiento medido en el centro de Pilar. El expediente que se reflotó después de dos años de haber sido rechazado y seis que da vueltas en el legislativo.

Ahora parece haber encontrado consenso y mañana podría dar un gran paso para ser aplicado en sólo dos semanas. Con el aval de sus pares y casi sin resistencias por parte de los comerciantes, el proyecto del vecinalista conseguiría la promulgación rápida del intendente Humberto Zúccaro para ponerlo en marcha.

A pesar de las versiones que corrieron en los últimos días sobre un abanico de propuestas y posturas en contra, desde el propio HCD no hubo ninguna otra propuesta, ni objeciones para modificar el proyecto de Saric.

“Estuvieron casi todos los oficialistas y la mayoría de los opositores y el proyecto no fue objetado y se va a tratar en la sesión”, enfatizó el edil autor de la propuesta.

A diferencia de febrero de 2008 y años anteriores en los que se propusieron las variantes como la venta de tarjetas, la colocación de parquímetros, una playa subterránea debajo de la plaza 12 de Octubre o un edificio con varios pisos de estacionamiento, esta vez ediles, comerciantes y Ejecutivo, todos, estuvieron de acuerdo en que “algo hay que hacer” con el estacionamiento y el tránsito del centro pilarense.

 

La medida

El proyecto presentado por Saric, es el mismo que propuso en febrero de 2008 y que fue convertido en un llamado a licitación a empresas que propusieran distintas variables para mejorar el centro pilarense en materia de tránsito. Si bien el llamado se anunció, nunca se llevó a cabo y a poco más de dos años el caos es el mismo o más intenso, razón por la cual el concejal decidió insistir con la medida que además de controlar el estacionamiento a través de tarjetas vendidas en los comercios, prevé severas sanciones para los infractores.

Los castigos para quienes no respeten las normas que intenta imponer Saric, serían el acarreo de la grúa o la colocación del cepo.

Este último, sería aplicado en aquellos casos en los que el automóvil se encuentra estacionado en un lugar prohibido en el que el accionar de la grúa pudiera afectar al vehículo.

Mientras que el rodado acarreado será llevado a la playa municipal ubicada en la calle Savio, ingreso a la ex fábrica militar, donde funciona la Subsecretaría de Seguridad del Municipio. 

A su vez, el expediente solicita la presencia de tres agentes de tránsito, que se movilizarán en motocicletas y estarán intercomunicados a través de handys para controlar que se respete la medida.

Por su parte, los comerciantes que vendan las tarjetas se quedarán con el 20% del costo, mientras aquellos que opten por regalárselas a sus clientes como parte del servicio comercial, también podrán hacerlo.

Las tarjetas podrían ser adquiridas por los comerciantes en el Municipio.

En tanto, uno de los debates propuestos por la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines de Pilar (SCIPA), es por el precio sugerido por Saric en el proyecto, dos pesos la primera hora y un peso por cada hora adicional.

 

Regulan las vidrieras 

Otro de los expedientes que se votará en la sesión de mañana tiene que ver con el cambio en el código de construcción en las obras que lleven frentes de vidrios, así como también en vidrieras comerciales.

Tras la votación de mañana y con la promulgación posterior, el código determinará el tipo de vidrio a utilizar.
La medida se da luego del accidente ocurrido a mediados de marzo en el local de la cadena de videoclubes Blockbuster, ubicado en el kilómetro 52 de la ruta 8, dentro del predio del hipermercado Carrefour, que tuvo a un menor como víctima de varios cortes en la cara y las manos, al rompérsele una vidriera con la que el chico se topó.

Actualmente no está legislada dentro del código de construcción la utilización de estos paneles, por lo que las construcciones no están obligadas a cumplir con un tipo de vidrio determinado.

La ordenanza obligará a que las construcciones futuras se rijan bajo esa normativa, mientras que otorgará un lapso de tres años para que los actuales frentes y vidrieras cumplan con las medidas de seguridad.

Comentarios