En Del Viso no descartan un plebiscito para fijar los límites

Lo impulsaría la comisión que busca convertir al pueblo en ciudad. Pretenden que se tenga en cuenta la opinión de los barrios que disputan con Manuel Alberti. Pero aclaran que no quieren la confrontación.

23 de abril de 2010 - 00:00

Hermida, Bello, Massali y Placánica, ayer, durante la entrevista con El Diario.

 

Si algo saben los vecinos que impulsan el pase de Del Viso de la categoría de pueblo a la de ciudad es que la extensión, población e infraestructura actual de la localidad les basta y sobra para lograr el salto pretendido. Pero al mismo tiempo, también están convencidos de que su proyecto está atado indisolublemente a otro: la determinación de los nuevos límites de Del Viso a partir de la disputa territorial con sus vecinos de Manuel Alberti.

Polémica de por medio, en Del Viso comenzó a plantearse la idea de un plebiscito que consulte la opinión de los vecinos de los barrios cuya pertenencia está en debate. Y los delvisenses no tienen dudas de que esa opción los dejaría como ganadores.

José Placánica, Juan Carlos Hermida, Claudio Massali y Miguel Ángel Bello conforman la comisión directiva de la comisión Pro Del Viso Ciudad. La entidad se creó recientemente con un objetivo que queda expresado claramente en su propio nombre. En las últimas semanas, viene creciendo e instalándose en todos los barrios, incluso en los que según los planos son parte de Manuel Alberti.

Los cuatro hablan con pasión sobre el proyecto y reivindican su condición de delvisenses casi como una nacionalidad. Buscan convencer al cronista que los barrios Falcón, Los Cachorros, William Morris, De Vicenzo, El Rocío y Solares del Norte son parte natural del Del Viso por geografía y por historia. Y que el hecho de que figuren en los planos como pertenecientes a Manuel Alberti es un error que debe ser subsanado.

 

Hijos nuestros

El reclamo de los vecinos tiene entre sus fundamentos la antigüedad de Del Viso, que este año va a cumplir 101 años desde su fundación.

“En 1964 Alberti era una parada ferroviaria y Del Viso ya tenía 50 años de vida”, comparó Massali. Y sus compañeros se apuraron a enumerar los servicios e instituciones de Alberti que son tributarias de otras de Del Viso, como los bomberos, la cooperativa telefónica y hasta parte del transporte fue gestionado a mediados del siglo pasado por la primera unión de comerciantes delvisenses, integrada, entre otros, por dos miembros de la comisión actual: Hermida y Placánica.

“No queremos confrontar, si Alberti es hijo nuestro”, señala Placánica. Y jura que no hay chicanas futboleras sino cariño en su frase.

Es que los cuatro tienen entre 51 y 82 años de edad. Y todos dicen haber nacido en Del Viso antes que se fundara la localidad de Alberti.

Es más: aseguran que algunos de los barrios en disputa, como De Vicenzo, son preexistentes a la localidad que hoy los contiene.

Eso, sin contar con la certeza de que todos los vecinos de las zonas en conflicto tienen su preferencia puesta en Del Viso. En algunos casos, aseguran, su pertenencia figura hasta en las escrituras de sus propiedades.

“De las 976 familias que viven en De Vicenzo, más de 960 dicen que son de Del Viso. Eso según un censo que hicieron ellos mismos”, se entusiasma Massali. Y asegura que un plebiscito terminaría con cualquier polémica.

Placánica, presidente de la comisión, se muestra algo más conciliador que su compañero. Asegura que hay zonas que indiscutiblemente deben pasar a Del Viso, como Falcón y Los Cachorros, aunque otras seguramente deberán ser parte de una discusión, como El Rocío, De Vicenzo y Solares del Norte.

 

Reunión en Alberti  

Anoche, al cierre de esta edición, vecinos e instituciones de Manuel Alberti se reunían en asamblea para debatir la cuestión de límites con Del Viso. Dos consignas guiaban el encuentro: el apoyo a la declaración de Del Viso como ciudad y el rechazo a la “anexión de barrios” que consideran propios.

 

El por qué del pedido

Las ventajas de ser ciudad

Los miembros de la comisión Pro Del Viso Ciudad tienen una larga lista de motivos por los que quieren que la localidad dé el salto. Y las enumeran una tras otra en la charla con El Diario.

Desde la llegada de más policías y patrulleros hasta la transformación de la actual agencia del Banco Provincia en una sucursal con todas las letras, pasando por la radicación de otras entidades crediticias públicas y privadas, del PAMI, la ANSES o el refuerzo de equipamiento y personal para el correo y el registro civil.

Pero fundamentalmente, coinciden, pasa por la identidad, la historia y el amor que sus habitantes sienten por la localidad.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar