Aseguran que habrá trabajos para evitar nuevas inundaciones

Lo confirmó Zúccaro. Volvió a responsabilizarse tras los desbordes. Remarcó que no prometerá obras faraónicas y que sacará a la gente de La Lomita del lugar inundable.
jueves, 4 de marzo de 2010 · 00:00

Respuesta. El intendente Humberto Zúccaro aseguró que los reclamos vecinales siempre tienen razón.

 

En una mañana agitada con las visitas de los ministros de Educación y Justicia, Mario Oporto y Ricardo Casal, respectivamente, el intendente Humberto Zúccaro explicó el por qué se responsabilizó de lo ocurrido tras las inundaciones que azotaron Pilar con el desborde de ríos y arroyos.

El mandatario afirmó: “me pongo en el lugar de los vecinos que se inundaron y tienen razón”, al mismo tiempo que aseguró que trabajan para evitar nuevas inundaciones y hasta alquilaron tres máquinas destinadas a realizar trabajos hidráulicos, dragando los arroyos de la zona.

En tanto Zúccaro aseguró que no reaccionará de la misma manera que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, de quien dijo: “lo entiendo y me une un gran respeto y un cariño especial”, pero señaló: “no puedo salir a decir que en dos años se van a seguir inundando, porque si pienso así no podría ser más intendente” y cerró: tampoco voy a prometer una obra faraónica e imposible, que sería entubar todos los arroyos, porque no hay posibilidad de costearlo a través del Municipio”.

Por otra parte, el jefe comunal aseguró que “los vecinos de La Lomita no pueden vivir más en ese lugar inundable” y señaló: “seguiré el tema de las estafas en la Justicia, con la Fiscalía Nº 2 y buscaré sacarlos de ese lugar porque ahí seguirán inundándose”.

Mientras que sentenció: “acá no se trata de discriminar a nadie, sino de encontrar una solución y que esa gente no tenga que vivir más con el agua dentro de sus casas”.

La promesa de Zúccaro a los vecinos fue sentarse con la directora de Tierras, Olga Santiago, y ver cuáles son los terrenos fiscales que existen en el distrito para reubicar a estas familias, cobrándoles una cuota mínima para que puedan quedarse con los terrenos el día de mañana.

 

Más reclamos

Mientras por un lado el intendente prometió soluciones para los inundados, por otra parte también se refirió a las críticas de los vecinos del corredor nocturno que reclaman más controles los fines de semana.

“Los controles continúan”, afirmó el jefe comunal, descartando esa acusación lanzada por los frentistas.

“Lo que sí puede haber una distorsión por el horario, con la que sí concuerdo, porque al salir todos los jóvenes juntos de todos los boliches a las 5.30 de la mañana se produce una situación que antes no existía, porque unos salían a las 5, otros a las 6 y otros a las 7”, reconoció Zúccaro.

A su vez, el mandatario señaló que esta ley se impuso con falta de planificación lo cual trae este tipo de problemas y aunque no la denominó como perjudicial, aseguró: “los intendentes tenemos la responsabilidad de ir adecuando algunas cosas” y disparó: “pediremos colaboración a la policía para que podamos poner orden a la salida y evitar que los jóvenes se queden en la calle y que los vecinos lindantes sean molestados” y cerró: “Cada queja de un vecino, seguro que el vecino tiene razón”.

En la última semana la polémica entre frentistas y boliches se reavivó con la aplicación de la ley provincial que rige la actividad nocturna, la cual tiene un símil local y que no permite exceder el horario de las 5.30 de la mañana a los locales bailables. Lo cual ocasiona el cierre de las puertas y la salida obligatoria de los jóvenes que salen a la calle en gran número.

Según los vecinos, a la salida de los boliches los adolescentes se quedan en la vereda y ponen música en los autos y en varias ocasiones, provocan disturbios.

Además los frentistas denunciaron ante el Municipio que “les consta que la venta de alcohol dentro de los locales es excesiva”.

 

 

Los números de la inundación 

200 fueron los evacuados del último temporal en el distrito.

160 son las personas que viven en La Lomita y esperan ser reubicadas en terrenos no inundables.

140 fueron los milímetros caídos durante las últimas lluvias.

10 fueron los días que demoraron en volver a sus casas las víctimas del aguacero.

 

Zanjas y caños 

El Servicio Meteorológico Nacional anunció que habrá más lluvias extraordinarias en los próximos meses, motivo por el cual podrían desbordarse nuevamente los ríos y arroyos. En Pilar, el intendente Zúccaro aseguró que trabajan en la apertura de zanjas, limpieza de sumideros, colocación de caños y el dragado de arroyos como medidas de prevención ante otro posible atasco hidráulico.

Comentarios