Secretos en Reunión

domingo, 21 de marzo de 2010 · 00:00

Agradecido

La inauguración de la plaza de los niños, esta semana, encontró a un intendente Humberto Zúccaro de muy buen humor y con ánimo de elogiar a propios y extraños. Tanto, que hasta reconoció al ex intendente Sergio Bivort por haber sido él quien comenzó a desarrollar la idea de una plaza con juegos integradores que después “no pudo concretar por la crisis”.

También tuvo elogios para el productor de seguros Héctor Severini, quien recientemente hizo públicas sus ambiciones políticas, y para el comerciante Alfredo Ventura, a quien dedicó una humorada: “Pensar que teníamos la misma edad y ahora está 20 años más joven”.

 

Dicen que soy aburrido

En plena inauguración de la plaza de los niños, llegó el momento de la bendición a cargo del siempre desestructurado párroco de Manuel Alberti, Tomás Llorente. El sacerdote pidió disculpas a los niños por el momento “aburrido” que él iba a depararles luego de haber interrumpido la actuación de los clowns.

“Pero no se preocupen, que después de mí vuelven los payasos”, dijo. Al intendente Humberto Zúccaro, que esperaba su turno para hablar después del cura, el chiste no pareció gustarle demasiado.

 

Hecho aberrante

La gacetilla difundida por la Dirección de Prensa del Municipio dejó perplejos a periodistas y editores en todas las redacciones locales. No tanto por la noticia en cuestión –el robo y posterior recuperación de un camión de la flota municipal- sino por los escabrosos detalles que la rodearon, al menos según la particular mirada de los informantes públicos.

Es que si bien contribuyen al alivio general al informar que el rodado fue encontrado “sin lesiones” (sic), se refieren luego a él como “el camión ultrajado” dando a entender que además del robo, hubo un ataque contra la integridad del vehículo. Desde aquí, nuestra solidaridad con el Mercedes Benz y su familia en este difícil momento.

 

Aunque no lo veamos

Hay políticos que parecen tener el don de la ubicuidad, que consiste en poder estar en más de un lugar al mismo tiempo. El abogado Roberto Damboriana es uno de ellos.

Es que mientras el penalista no duda en canalizar sus apetencias políticas por las filas del macrismo y el denarvaísmo, apunta a hacer campaña con Eduardo Duhalde para la interna peronista sin que eso le impida, además, desempeñarse como asesor del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados.

 

Cyberpolítica

Las redes sociales son, cada vez más, el escenario de las campañas virtuales con la que muchos políticos no sólo buscan posicionarse a sí mismos sino también atacar a sus adversarios. Así como la semana pasada esta sección daba cuenta de la aparición de un grupo en Faceboock que instaba al concejal opositor Gustavo Trindade a “ponerse a trabajar”, ahora apareció otro cuyo título no deja lugar a dobles lecturas: “Yo no voto a Zúccaro en el 2011”. Tiene 96 miembros y acumula mensajes que incluso esta página se sonrojaría de publicar.

 

Comentarios