La Provincia quiere recortarles el comedor escolar a casi 6.500 chicos

Dicen que es porque la cantidad de niños no es veraz. El Consejo Escolar local negociará para que no se baje más de un 15%. Los alumnos se alimentan con menos de 2 pesos por día.

16 de marzo de 2010 - 00:00

El consejero Darío Pascual se mostró firme en no ceder cupos.

 

Con el argumento de que la cantidad de niños que comen en las escuelas no suele ser el verdadero, la Provincia estudia recortar la cantidad de cupos para los diversos comedores escolares bonaerenses. En Pilar, el ajuste pretendido es de nada menos que un 35%, lo que afectaría a más de 6 mil alumnos que desayunan, almuerzan y meriendan en su escuela.

La intención provincial fue confirmada ayer por el consejero escolar Darío Pascual, en declaraciones al programa Materia Prima (FM Plaza 92.1). El tesorero del cuerpo explicó cómo fueron las negociaciones que se llevaron a cabo en las últimas semanas: “A fines de febrero pedimos audiencia con el asesor del Ministro de Desarrollo Humano, Baldomero Álvarez. Fuimos con consejeros de otros Partidos para pedirle un aumento en el cupo, ya que faltan en algunas escuelas del distrito”.

En la actualidad, son alrededor de 18.500 chicos los que diariamente asisten a los comedores de las escuelas pilarenses, a los que el gobierno destina 2 pesos por día para cubrir las tres comidas. “Fuimos con esa propuesta –dijo Pascual- pero, por el contrario, nos dijeron que nos iban a bajar entre un 12% y un 15%: nos negamos rotundamente, fue una discusión bastante elevada de tono”.

No obstante, las noticias iban a ser peores: el consejero señaló que “hace unos diez días recibimos una notificación que hablaba de una baja del 35% para Pilar, por lo que llamé a La Plata y les dije que no íbamos a bajar los cupos de esa manera”. Es decir, que el recorte propuesto por la Provincia dejaría sin comedor a unos 6.500 alumnos.

A su vez, la semana pasada se mantuvo una reunión entre Gustavo Pastor, funcionario del Servicio Alimentario Escolar (SAE), con diez consejos escolares, entre ellos Pilar, La Matanza, Lanús, Tres de Febrero, Cañuelas y San Martín. Pascual anunció que “llegamos a un preacuerdo de bajar entre un 10 y un 15% de los cupos. Nos dijeron que bajándolos nos aumentarían los 2 pesos actuales... Es un tira y afloje”.

Por lo pronto, durante marzo no se han disminuido aún los cupos de comedor, por lo que se está cubriendo el servicio de los 18.500 alumnos, a pesar de que el presupuesto de Desarrollo Humano no sufrió modificaciones. Pascual insistió en que “no los vamos a bajar. Pilar no es el de los countries, las escuelas piden más desayunos, más cupos en Derqui, Alberti, Del Viso... Esta iniciativa de la Provincia ya fue informada al intendente (Humberto) Zúccaro, él tendrá mejor acceso al ministro y al gobernador”.

El consejero indicó que la promesa provincial fue la de no tocar las plazas del Nivel Inicial, haciendo foco en los alumnos de Primaria. “Que vengan ellos y les digan a los directivos quién puede comer y quién no”, expresó Pascual, agregando que “tendremos que bajarle un 15% de cupos a las escuelas de Pilar, pero viendo la realidad social la Provincia tiene que entender que los directivos son importantes en el aspecto pedagógico pero también en el alimenticio. Queremos garantizar el comedor hasta 4º grado”.

A su vez, con respecto a lo que vendrá, mañana volverán a reunirse consejeros con funcionarios del SAE para continuar con las negociaciones, pero todo parece indicar que el recorte, más allá del porcentaje que se fije, será inevitable. Pascual comentó: “La encargada del Servicio Alimentario nos dijo que este año se incrementó la matrícula en 400 mil chicos en escuelas públicas de la Provincia. En Pilar aumentó la matrícula de Jardín y de Primaria, hay un déficit de edificios, a pesar de que en los últimos seis años llegaron más de 15 escuelas. Vamos a tener que consensuar con los directivos, estamos muy preocupados por este tema”.

 

Confianza  

Con respecto al recorte, desde el Ministerio de Desarrollo Social se ha expresado que la medida obedece a brindar el servicio a una cantidad “real” de alumnos, ya que según el organismo oficial desde las escuelas no se informan las cifras verdaderas de alumnos que necesitan del comedor.

Con respecto a este tema, Darío Pascual aseguró que en el Consejo Escolar de Pilar “creemos plenamente en lo que dicen los directivos. La institución cree un 100% en los directivos de las escuelas insistió-, en los siete años que estoy siempre me dijeron la verdad”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar