Suspenden el servicio de la polémica línea de colectivos 521

No podrá circular hasta que no acredite el seguro y la verificación técnica de sus unidades. Trabaja hace unos dos meses y ya recibió varias infracciones y denuncias de los vecinos.
viernes, 12 de marzo de 2010 · 00:00

Ahora, llamarán a licitación para otorgar el recorrido de la línea 521.

 

La línea de colectivos 521, que une los barrios Pinazo y Los Tilos con el centro de Del Viso y el country Los Lagartos, fue suspendida ayer por el Municipio, se informó oficialmente desde la Comuna.

De esa manera, las unidades no podrán circular hasta tanto las autoridades de la empresa no cumplan con una serie de requerimientos legales, entre ellos la presentación de los documentos que acrediten que todos los colectivos cuentan con su correspondiente seguro y verificación técnica vehicular.

Por otro lado, se adelantó que ahora se procederá a realizar un llamado a licitación para cubrir el servicio de forma definitiva y no mediante un permiso precario como el que se le había otorgado a la 521.

La decisión fue adoptada ayer por gobierno y notificada a la empresa poco más tarde. A última hora de ayer, inspectores de transporte se encontraban en la improvisada terminal que la compañía había montado en la calle Gonet, de Del Viso, para verificar el cumplimiento de la medida.

Los funcionarios que hablaron con El Diario adujeron razones de seguridad para fundamentar la suspensión del servicio. Es que en los apenas dos meses que llevaba trabajando la línea ya se habían producido varias denuncias vecinales seguidas por infracciones.

El hecho que empujó la paralización de las tareas, por su parte, se produjo el miércoles, cuando una persona que padece un retraso mental y que suele colaborar con la compañía tomó el mando de una unidad y la estrelló contra cuatro autos estacionados en el centro de Del Viso.

 

Polémica

Desde el mismo inicio del trabajo de la línea 521, la polémica se instaló en Del Viso. Es que si bien la línea cubre un servicio necesario para varios de los barrios más populosos de la localidad a los que une con el centro y con countries, por otro lado genera una serie de perjuicios.

Es que la compañía improvisó su terminal, taller y oficina en plena calle, además de acelerar el deterioro del asfalto de las calles por las que circulan los colectivos.

Esas situaciones, además del evidente deterioro que ya desde el exterior muestran varias de las unidades, motivaron denuncias vecinales y frecuentes inspecciones del Municipio.

El director de Transporte, Carlos Chanteiro, aseguró ayer a El Diario que en las últimas semanas se labraron al menos seis actas de requerimiento a la compañía para solicitar documentación diversa. Sin embargo, vencidos los plazos sin que los empresarios hubieran cumplido con las exigencias, se impusieron las infracciones correspondientes.

El bloque oficialista del Concejo Deliberante, por su parte, presentó el viernes de la semana pasada un pedido de informes al Ejecutivo pidiendo detalles sobre la situación de la empresa. Ese requerimiento fue respondido ayer y dejó en evidencia las falencias del servicio.

“Cuando vimos eso le pedimos al Ejecutivo que suspenda el servicio hasta que se pongan las cosas en regla”, confirmó la presidenta del bloque oficialista, Liliana Alfaya.

La edil aseguró que la intención no es dejar sin servicio a la gente, sino que están preocupados por la seguridad de los usuarios. “No porque pase por los barrios pobres el servicio tiene que ser de cuarta”, señaló Alfaya.

La concejal adelantó que ediles y funcionarios se reunirán mañana con vecinos de los barrios El Faro, Pinazo y Falcón, entre otros, para explicar la situación. Y señaló que se llamará a licitación para que ésta u otra empresa se haga cargo del recorrido sin poner en riesgo a usuarios y vecinos.

 

 

Preocupación de Zúccaro

Una cuestión de política y negocios

El intendente Humberto Zúccaro aconsejó ayer públicamente al ex concejal Ramón Fernández “que se corra” de la compañía que maneja la línea de colectivos 521.

“Es difícil cuando la política interactúa con la parte empresarial. Con todo respeto por el ex concejal ‘Bibi’ Fernández, le recomiendo que se corra y no mezcle lo político porque de esta manera puede llevar a que se interpreten cosas que no son reales”, aconsejó Zúccaro ayer un contacto que mantuvo en la prensa en el estacionamiento del palacio municipal.

Fernández es actualmente directivo de la compañía, de la que suele actuar como vocero y gestor de trámites ante el Municipio. Fue concejal hasta el año pasado, cuando venció su mandato. En su última sesión como edil, votó el otorgamiento del permiso precario con el que, hasta ayer, funcionó la compañía.

Comentarios