Cura acusado de abuso sexual cumple su prisión domiciliaria en Zelaya

Es Raúl Sidders, denunciado por haber abusado de una menor desde que la víctima tenía 11 años. Era el sacerdote de un colegio de La Plata. En los últimos días se trasladó a la casa de su hermana, ubicada en la localidad.
martes, 29 de junio de 2021 · 08:40

El sacerdote Raúl Sidders, acusado de abuso sexual contra una niña, está cumpliendo su prisión preventiva domiciliaria en una casa de la localidad de Zelaya.

Así trascendió en las últimas horas, dando cuenta de que Sidders se trasladó a la localidad el pasado sábado 19 de este mes, más precisamente a la casa de su hermana, ubicada en la calle Comodoro Rivadavia.

Cabe recordar que Sidders había sido beneficiado con la prisión domiciliaria en septiembre del año pasado, a instancias de un Juzgado de Garantías de La Plata, pero dicha medida fue apelada inmediatamente. Por eso mismo, desde la semana pasada (ya que la decisión quedó firme), el cura -que tiene colocada una tobillera electrónica- se encuentra instalado en una vivienda perteneciente a su familiar. 

Fue el juez Agustín Crispo quien en 2020 dictó la prisión preventiva para el cura acusado del delito de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de realización doblemente agravado contra una mujer que denunció haber sido abusada por el sacerdote entre el 2004 y el 2008, cuando la víctima tenía entre 11 y 14 años y asistía al Colegio San Vicente de Paul, de La Plata, donde Sidders era capellán.

Además, hizo lugar al pedido de la defensa del sacerdote y concedió la morigeración de la prisión preventiva bajo la modalidad de prisión domiciliaria, que el acusado pidió cumplir en el municipio de Pilar. En su momento, Juan Pablo Gallego, abogado de la víctima, había apelado dicha medida, ya que el acusado "es una persona joven, tiene 59 años, se lo ve en perfecto estado".

"Él dice que fue perdonado por la justicia divina, lo que es una manifestación de él, grave, pero que no lo aparta de la igualdad ante la ley de cualquier persona que cometió un delito, se le dictó la preventiva y debe cumplirla en la cárcel", remarcaba Gallego.

En tanto, conocido su nuevo destino, varias organizaciones locales rechazaron enérgicamente que el cura abusador esté con prisión domiciliaria en nuestro distrito, entre ellas el Frente de Mujeres y Disidencias de Pilar. 

Aberrante
Sidders 
está detenido desde el 1 de diciembre último, cuando se entregó luego que se librara una orden de detención en su contra.

Según consta en el pedido de detención, el sacerdote abusó de la menor "en el patio de la institución y durante los recreos, lo que provocó un grave daño en la salud mental de la niña".

"Asimismo, y en las habituales ocasiones en las que recibía el sacramento de confesión, corrompió a la menor mediante explicaciones personalísimas sobre cómo masturbarse, realizar sexo oral y mantener relaciones sexuales con acceso carnal con su novio", precisó el fiscal en su escrito.

La mujer que hizo la denuncia contó que el sacerdote empezó a acosarla cuando ella tenía 11 años.

"En invierno, delante de todos, me hacía poner mis manos en los bolsillos de su sotana porque decía que yo tenía las manos frías, y me hacía sentir su erección", relató la joven a Prensa Obrera, entre otras aberraciones.

1
6
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
88%
Bronca
11%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios