EN EL CENTRO DE PILAR

En plena cuarentena, desvalijan un local de telefonía

Cortaron candados y rompieron la puerta. Sustrajeron dinero, equipos y accesorios. Ocurrió sobre la calle Pedro Lagrave: “esta cuadra es tierra de nadie”, lamentó la víctima.
miércoles, 15 de abril de 2020 · 08:17

El delito no se toma descanso ni en cuarentena y fiel muestra de ello es lo que ocurrió ayer a la madrugada en un local de telefonía ubicado en Pedro Lagrave, a pocos metros de Víctor Vergani, pleno centro de Pilar. Delincuentes violentaron la puerta y sustrajeron dinero en efectivo, equipos y accesorios.
De acuerdo a lo que relató el encargado del comercio, Carlos Santaliz, en diálogo con el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1), “entraron esta madrugada (por ayer), rompieron candados, violentaron la cerradura de la cortina y rompieron la puerta de blindex. Destrozaron todo, dejaron todo revuelto. Un desastre”.
Para el comerciante, los delincuentes se tomaron varios minutos, ya que tuvieron tiempo de cortar los candados (aparentemente con una amoladora) y romper la puerta y las ventanas. También cortaron el suministro eléctrico para desactivar las cámaras del local; “trabajaron como quisieron”, sostuvo Santaliz.
Los ladrones escaparon con unos 5 mil pesos en efectivo, teléfonos de clientes que estaban en reparación y otros que ya no servían, además de algunos accesorios. Para Santaliz, no es una sorpresa que haya ocurrido y amargado, lanzó: “No me llama la atención que haya pasado esto, porque esta manzana es tierra de nadie. A mí me ha pasado a plena luz del día hace dos años y acá no hay cámaras”.
Y añadió: “Vamos a ver cómo se sale. Hice la denuncia y ahora estamos esperando a los peritos, no queda otra que esperar. Si es como la investigación anterior, donde presenté pruebas, fotos de los delincuentes y videos donde se veía hasta cómo entraban y quedó todo en la nada y a la semana me archivaron la causa, no sé qué va a pasar ahora que cortaron las cámaras, cortaron todo”.
Ahora, en pleno aislamiento, tendrá que ver cómo se rearma para, una vez que se levante la medida dispuesta por el Gobierno nacional, poder volver a trabajar. En este sentido, expresó: “Lo que puedo comprar ahora son candados en la ferretería y vamos a ver cómo solucionamos el tema de la puerta porque la cortina se puede reparar. Todo el daño es material, pero queda la impotencia, la bronca”.
Sin embargo, más allá del mal trago, su mayor preocupación son los clientes: “lo material se repara y saldremos a remarla otra vez sobre todo ahora que esta complicadísimo con la cuarentena. La gran preocupación es el tema de los clientes. Hace 18 años que estoy, tengo clientes de toda la vida. Vamos a ver cómo se sale”, dijo. 

4
Cuatro robos sufrió el local de Santaliz en los últimos cinco años. El último había sido el 27 de abril del 2018 cuando delincuentes armados ingresaron a plena luz del día cuando estaba abierto.

Comentarios