Fue abusada por su profesor de equitación y buscar animar a otras víctimas a hablar

Se trata de Candela Lenzi, que entonces tenía 15 años. El hombre, pese a estar procesado por abuso sexual, continúa dando clases en un club de la zona. "La sociedad tiene que saberlo para que esta persona no le haga más daño a nadie".
miércoles, 28 de octubre de 2020 · 10:26

A través de un valiente relato que se animó a compartir a través de las redes sociales, Candela Lenzi, que hoy tiene 26 años, contó que fue víctima de abuso sexual por parte de su profesor de equitación en un club de Pilar, cuando tenía 15 años. El hombre hoy está imputado por el delito y mientras espera el desarrollo del juicio, la joven busca que su testimonio anime a otras víctimas a hablar.

Candela ama los caballos desde los tres años y a los ocho ya competía con buenos resultados en competencias nacionales e internacionales. Eso llevó a que su familia buscara un profesor, "un jinete de categoría" -como era considerado el acusado por las revistas especializadas por aquellos años-, identificado como Augusto.

Con 14 años, la adolescente empezó sus clases primero en el Club Campo Chico y luego en Las Casuarinas de Pilar, donde fueron cometidos gran parte de los abusos. Mientras que otro, del que hay testigos, fue concretado en un hotel donde el imputado llevó engañada a la víctima. 

En diálogo con Materia Prima (FM Plaza 92.1), Candela recordó que "era muy chica, me costó por muchos años contarlo. Estuve muy mal de salud, haciendo terapia por mucho tiempo, me lastimó mucho". Precisamente, por haber vivido en carne propia el infierno de los abusos, afirma que "ojalá que esto sirva a muchas mujeres que hayan pasado por esta situación, que pueda aportar mi granito de arena para que no le pase más a nadie". 

La joven contó que lo sucedido le ocasionó trastorno alimentarios, se alejó de los caballos y debió realizar tratamientos psicológicos y psiquiátricos. Recién hace dos años pudo hablar de lo ocurrido con su familia donde encontró apoyo inmediato. "En su momento no se hablaba tanto del tema como ahora, por suerte ahora se habla mucho más, uno se siente culpable, siente que hizo algo mal, te da mucha verguenza". 

En este sentido, consideró que "es importante hablarlo para que las personas que no tuvieron ese apoyo que puedan hablar". "Más allá del apoyo que yo pude obtener -añadió-, hay personas que no lo tienen. Y aunque es difícil, se puede salir adelante".

Proceso
Pese a estar imputado por abuso sexual y con un proceso penal en marcha, el acusado sigue dando clases en un club de la zona. No obstante, fue suspendido por la Federación Ecuestre Argentina, medida de la que se hizo eco el Comité Olímpico Argentino.

Como parte del proceso judicial, ya se tomó declaración a testigos y se realizaron pericias psicológicas. Sin embargo, un planteo de nulidad de las pericias que interpuso el jinete mantiene frenada la causa. Ahora es el juez de garantías Walter Seattone quien deberá resolver dicho planteo.

Llevar el caso a la Justicia "me hizo bien porque puso hoy estoy en un juicio, y la responsabilidad está puesta en la persona que me hizo daño a mi", afirmó Candela, al tiempo que recordó que hasta poder hablar de lo ocurrido: "estaba muy perdida, no sabia que hacer y eso que tengo una familia presente, es muy difícil. Esto te puede arruinar la vida, que se haga Justicia porque es dar el ejemplo, la sociedad tiene que saberlo, que esta persona no le haga más daño a nadie".

"Esto pasa y le puede pasar a un amigo, a un conocido, a un hermano, es importante hablar con los hijos. Estas personas están preparadas para hacernos daño y uno no se imagina quien está pasando por esta situación", concluyó . 

 

 

 

 

2
8
0%
Satisfacción
14%
Esperanza
35%
Bronca
28%
Tristeza
14%
Incertidumbre
7%
Indiferencia

Comentarios