modalidad repetida

VIDEO Detienen a tres delincuentes que robaban con inhibidores de alarmas

Fueron interceptados en el estacionamiento de Diarco. Se cree que ya habían cometido robos en la zona. Son oriundos de Córdoba.
sábado, 26 de octubre de 2019 · 10:15

Tres delincuentes que utilizaban inhibidores de alarmas para robar fueron apresados por efectivos policiales, cuando se encontraban a punto de cometer un robo en un vehículo que se hallaba estacionado en un comercio mayorista ubicado en el km 47, 500 de la colectora de Panamericana, en la localidad de La Lonja.
Según voceros policiales, el hecho se produjo este viernes, cuando el personal del Gabinete de Investigaciones del Destacamento La Lonja y coordinados por su titular, inspector Jonatan Zizzeta, se hallaban realizando distintas tareas investigativas y de prevención en las zonas internas y externas del predio del supermercado Diarco.

El operativo se realizaba en razón de haberse tomado conocimiento sobre dos robos cometidos días anteriores, bajo la modalidad de hurto con inhibidores de alarma a automovilistas que habían dejado estacionados sus respectivos automotores en esas zonas, constatando a su regreso que les habían robados distintos elementos personales del interior de los vehículos.

 Al notar que las puertas de los autos se encontraban abiertas –y a pesar de estar seguros que las habría cerrado con el sistema electrónico –se evidenciaban que autores ignorados solo podían haber ingresado y robados las pertenencias, obstruyendo o evitando que las puertas queden aseguradas, usando inhibidores.

Las cámaras de videos de las adyacencias, fueron de gran aporte por poder lograr la identificación de los delincuentes, como también de los autos en que estos se desplazaban. El trabajo policial dio el resultado esperado, porque en la tarde  de ese viernes la banda de delincuentes intentó cometer nuevos ilícitos, pero ya los uniformados los estaban esperando. En momento que los sujetos intentaban robar elementos de una camioneta de alta gama –éstos habían evitado el cierre sincronizado de las puertas de la misma –y ya su propietario se alejaba para ingresar al citado comercio mayorista, los efectivos policiales entraron en acción, identificándose como tales y precediendo a la aprehensión de los tres delincuentes.

 Al ser identificados resultaron ser Raúl Carlos Collante, de 32 años; Agustín Nahuel Campos de 37, y Luis Néstor Aliendro, de 52, todos oriundos de la provincia de Córdoba, quienes “paraban” momentáneamente en un hotel del barrio porteño de Constitución.

A pocos metros de allí los servidores públicos, incautaron el Ford Fiesta Kinetic, de color blanco, que era el rodado en el que la banda se desplazaba, hallando en su interior, un aparato electrónico de gran potencia (más de cien metros a la redonda) utilizado para inhibir las diferentes alarmas electrónicas de los automóviles.

La causa fue caratulada como “Averiguación de Ilícito –Hurto Modalidad Inhibidores” recayendo ésta en la UFI Nº 2 de Pilar a cargo de Valeria Oyola.

Repetido

La modalidad es habitual en el distrito, especialmente desde hace un año a esta parte. Los inhibidores de alarmas pueden conseguirse en Internet por poco más de $1.000, y sirven para bloquear el cierre automático de vehículos, lo que evita que funcione el seguro de las puertas cuando el conductor se aleja.

De esta manera, los delincuentes aprovechan para abrir las puertas y robar lo que hay en el interior del habitáculo.

Los escenarios suelen ser estacionamientos de shoppings e hipermercados, estaciones de servicio y la colectora de Panamericana. El último caso denunciado (a principios de este mes) había sido el de una fiscal a la que delincuentes le robaron un celular, cuando había estacionado en una estación de servicio de Tratado del Pilar y Panamericana.

21
6
62%
Satisfacción
3%
Esperanza
7%
Bronca
7%
Tristeza
14%
Incertidumbre
3%
Indiferencia

Comentarios

26/10/2019 | 16:19
#2
Pero si cierro el auto con la alarma y me aseguro que este cerrada la puerta, es suficiente para prevenir?
26/10/2019 | 13:47
#1
DeberÍ prohibirse la comercialización de esos aparatos y aplicar multas de 500 veces el valor de los mismos estimado en $1300.- Al mismo tiempo una pena no menor por robo