Hallan “cocina” de cocaína que era distribuida en Pilar

Funcionaba en Merlo donde secuestraron 10 kilos listos para la venta, además de 80 kilos de pasta base. También hubo allanamientos en Parque Sakura, San Miguel e Ituzaingó.
viernes, 12 de abril de 2013 · 00:00

La policía de Pilar logró desarticular una “cocina” de cocaína y detuvo a dos personas. La investigación fue llevada a cabo desde Pilar por la brigada antidrogas, para llegar a  Exaltación de la Cruz, Merlo, San Miguel e Ituzaingó.

Fuentes policiales aseguraron que todo comenzó hace más de dos meses, después de varios allanamientos, secuestro de drogas y la detención de varias personas involucradas en la venta.

Efectivos de la Sub Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de Pilar, a cargo del subcomisario Javier Speccia, comenzaron una investigación para llegar hasta los abastecedores de parte de las drogas que llega a Pilar.

A raíz de varios allanamientos se detuvo a dos sujetos, uno de los cuales sería el cabecilla de la banda. A su vez se encontraron 10 kilos de cocaína y otros elementos usados para la producción.

Los operativos comenzaron de manera simultánea y fueron coordinados por Speccia, con apoyo de efectivos de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de San Isidro y la Delegación de Morón.

Los policías llegaron hasta un domicilio de Larreta y Quiroga de Parque Sakura (Exaltación de la Cruz). Allí se aprehendió al que sería el jefe de la banda, un joven de 23 años de origen boliviano conocido con el alias de “el Boli” y de otro sujeto de 42 años apodado “el Europeo”, este último con importantes antecedentes en la comercialización de drogas.

El operativo principal se realizó en una casaquinta de Pablo Podestá (Merlo) en donde los policías dieron con la “cocina”, lugar de elaboración, estiramiento y envasado de la cocaína que llegaba a Pilar. El resto de los operativos se efectuaron en Ituzaingó y San Miguel.

La totalidad de lo hallado en los allanamientos y en la “cocina” ahora desarticulada son 10 kilos de clorhidrato de cocaína de máxima pureza, lista para la venta al menudeo; 80 kilos de pasta base de la misma droga y gran cantidad de  elementos para su eleboración.

La investigación sobre más ramificaciones de la banda continúa. Intervino el Juzgado Federal de Zárate-Campana.


Autos  

Durante los operativos también se secuestraron tres vehículos: un Toyota Corola color  champagne; una camioneta Chevrolet S-10 gris y un WV Golf azul que los integrantes de la banda usaban para la distribución de las drogas.

 

Comentarios