Por venganza, muchacho de 17 mató de una puñalada a otro de 15

Días atrás, le habían cortado el cuello en una fiesta durante una pelea. Prometió tomar revancha. En la calle, se cruzó con uno de los supuestos agresores y le clavó un cuchillo en el tórax.
sábado, 8 de mayo de 2010 · 00:00

Barrio Monterrey. Alfaro y Edison, la esquina donde se produjo el hecho.

 

Un muchacho de 15 años fue asesinado de una puñalada por otro de 17, que fue detenido poco después de cometido el ataque. Aparentemente se trató de una venganza. Es que la víctima integraba un grupo de jóvenes que el sábado último habría atacado al ahora acusado del crimen, durante una fiesta.

Según informaron fuentes policiales, el hecho se produjo en el barrio Monterrey de Presidente Derqui. La víctima fue trasladada en una ambulancia hacia el Hospital Juan Cirilo Sanguinetti de Pilar, pero murió antes de llegar al nosocomio del centro.

En tanto, el homicida fue detenido por la policía, pocos minutos después, a unas cuadras del lugar donde se produjo el ataque.

Se le secuestraron dos cuchillos, uno de los cuáles sería el arma empleada para el ataque. También tenía en su poder un revólver con proyectiles.

El hecho se desencadenó a partir de una fiesta que se había llevado a cabo el sábado último en una vivienda ubicada en la esquina de las calles Martín Rodríguez y José Hernández, del mismo barrio Monterrey.

Ya en la madrugada del domingo, cuando la fiesta estaba en su apogeo, se originó una disputa en un  grupo de entre cinco y seis jóvenes contra otro de 17 años, quien recibió en esa oportunidad, un corte de arma blanca a la altura del lado izquierdo del cuello. En esa oportunidad, y pese a que estaba herido, el joven herido prometió vengarse de cada uno de sus atacantes. La herida no revistió mayor gravedad y el muchacho logró recuperarse.

De acuerdo a lo informado por las fuentes policiales, cerca de las 18 del jueves último, la víctima de ese entonces, reconoció a uno de sus atacantes en la esquina de las calles Alfaro y Edison, del mismo barrio. Apenas logró identificarlo comenzó a correrlo, dándole alcance unos pocos metros después.

Aparentemente, sin mediar palabra alguna, el muchacho de 17 años le aplicó una puñalada en el tórax al de 15. La herida le dañó el pulmón izquierdo.

El joven, identificado por la policía como Roberto Francisco Colombo, de 15 años de edad, cayó herido de muerte y manando abundante sangre. Fue llevado en una ambulancia hacia el Hospital Sanguinetti de Pilar, pero a consecuencia de la profunda herida y la gran pérdida de sangre, falleció en el camino.

Rápidamente llegaron al lugar móviles con efectivos del destacamento policial de Monterrey a cargo del subcomisario Sergio Artigas. Con los datos aportados por algunos testigos del ataque, comenzaron una intensa búsqueda y con el apoyo de efectivos de la Comisaría 2ª de Derqui, logran detener al supuesto homicida a varias cuadras de la estación del ferrocarril San Martín de esa localidad.

Los investigadores señalaron que resultó ser el mismo joven de 17 años que sufrió la herida cortante en el cuello en la fiesta de cumpleaños días anteriores.

En su poder, la policía le secuestró un cuchillo de cocina tipo “filetero”, que aún llevaba en su mano y que habría sido el arma empleada, ya que según los investigadores, contenía manchas de sangre, como así también otro cuchillo tipo “faca” y un revólver calibre 22 largo, marca Bagual, con ocho cartuchos intactos.

El menor quedó detenido a cargo del Fuero de Responsabilidad Civil de los Tribunales de San Isidro.  

 

 

El revólver calibre 22 del acusado. Tenía 8 balas.

 

El cuchillo con el que habría provocado la muerte.

 

En un cíber de Villa Astolfi

Clientes, toman a golpes a ladrones y frustran un asalto

Dos delincuentes que intentaban asaltar un cíber en la localidad de Villa Astolfi, y ya contaban con todo el botín, consistente en dinero y efectos personales del empleado y de varios clientes del lugar, fueron sorprendidos por las víctimas quienes los tomaron a golpes de puño, provocando la fuga de los mismos. En la huída, uno de los ladrones hasta llegó a perder el revólver con que había amenazado a las víctimas.

Según fuentes policiales, todo se desarrolló en un cíber ubicado sobre la calle Rondeau, entre Almirante Brown y Posadas de la mencionada localidad. Eran las 20.10 del jueves, cuando dos hombres de entre 20 y 30 años llegaron al lugar y empuñando armas de fuego, amenazaron al empleado y a los cuatros clientes.

Mientras uno de los sujetos se quedó en la puerta como “campana” el otro fue directamente hasta el mostrador y amenazó al encargado, sacándole unos pocos pesos de lo recaudado, para luego entre los dos cómplices, comenzar a alzarse con todos los elementos personales de los presentes (dinero en efectivo, teléfonos celulares, relojes y otros efectos).

Pero de manera sorpresiva, uno de los clientes reaccionó tomando a golpes a unos de los delincuentes, en tantos que las demás víctimas hicieron lo propio con el restante, poniéndolos en fuga.

Tal fue la sorpresiva reacción, que los sujetos emprendieron una rápida huída hacia el lado de la localidad de Manzone y dejaron “olvidado” un revólver calibre 22 largo marca Dhylan, con cinco cartuchos listos para disparar y varias bolsas de consorcio, en donde habían guardado los elementos robados.

Las fuentes policiales consultadas por El Diario dijeron ser muy optimistas sobre la identificación y posterior aprehensión de los delincuentes involucrado en el hecho.    

 

Comentarios