El “celebre” triángulo de las Bermudas, sigue vigente

Vergani, frente al Hospital, cuadra crítica para el delito.
jueves, 1 de abril de 2010 · 00:00

“Dejá el auto estacionado acá a la vuelta, en Fermín Gamboa, y si no te lo roban, te doy una propina”, bromeó el propietario del kiosco lindero al Hospital Juan Cirilo Sanguinetti, sobre la calle Víctor Vergani, comerciante histórico de la zona y testigo de un sin fin de robos que ya forman parte del folclore de la zona. 

Con poca creatividad pero extremadamente ajustada a la realidad, fue bautizada hace varios años como “el Triángulo de las Bermudas”. Se trata del área comprendida por las calles Vergani, Independencia y Fermín Gamboa.

Se fue instalando hasta consolidarse -sin impedimentos- como el lugar de robo automotor por excelencia en Pilar.

Según el relato del mismo comerciante, “se van con el auto hasta la plaza y si no se activa el Lo Jack (sistema de rastreo satelital) se lo llevan”, y agregó que “últimamente están robando muchas ruedas de auxilio”. 

En coincidencia con lo expuesto por el resto de las fuentes, mencionó al Renault 12 y al Ford Falcon como los más buscados. “Casi todos los días nos enteramos de algún robo –continuó- hoy sin ir más lejos, detuvieron a dos ladrones en la esquina que trataban de asaltar a una mujer”.

Cada vez que aparece en los medios el tema suele poner los pelos de punta en las autoridades policiales. Luego de eso, llegan las promesas de rigor: “se intensificarán los controles en esa zona”.

Lo cierto es que pasan los días y todo vuelve a la normalidad: el tristemente célebre Triángulo de las Bermudas vuelve a ser lo que era, el lugar más peligroso de Pilar.

 

 

A las 19.30, en Monterrey

Marchan por el asesinato de un adolescente en Derqui

En la tarde de hoy volverán a marchar por las calles del barrio Monterrey familiares y amigos de Mauricio Girardón, adolescente asesinado el pasado 17 de enero en Presidente Derqui. El objetivo de la movilización es que se detenga a una mayor cantidad de implicados en el hecho.

La marcha comenzará a las 19.30 y partirá desde la plaza Teófilo Tolosa, para luego dirigirse al destacamento de Monterrey.

Mauricio Girardón tenía 17 años, vivía en el barrio Monterrey y se ganaba la vida como changarín. El pasado 16 de enero fue a un cumpleaños en el barrio Rivera Villate, junto a tres amigos. En la fiesta comenzó una pelea, en la que un grupo estaba golpeando a un solo joven. Por ello, Mauricio y sus amigos intercedieron defendiendo al atacado, a quien ayudaron a tomar un remís para que pudiera escapar de sus agresores.

Sin embargo, cuando Girardón y su grupo volvían a sus casas, fueron nuevamente interceptados por la misma patota y el adolescente recibió una puñalada. Dos amigos también fueron heridos, pero alcanzaron a escapar y contaron los hechos.

Por el asesinato hay dos hermanos mellizos menores de edad que están detenidos. “Ya apuñalado, lo patearon en el piso aquellos que ahora están sueltos. Él podría haberse levantado, de hecho lo hizo, fue a la casa de una de sus hermanas a pedir ayuda pero no lo dejaron entrar, se ensañaron”, comentó Soledad Morano, hermana de la víctima.

Comentarios