Por tercera vez en 40 días roban el mismo local de venta de celulares

Se encuentra frente a la plaza de Pilar, en pleno centro. Dos delincuentes ingresaron, se llevaron todos los teléfonos, el dinero y encerraron a los empleados en el baño para escapar.
viernes, 12 de marzo de 2010 · 00:00

El local, en San Martín y L. López.

 

De no creer. El local de venta de celulares de la empresa Personal, ubicado en la céntrica esquina de Lorenzo López y San Martín –justo frente a la plaza 12 de Octubre- volvió a ser asaltado ayer cerca de las 16.30 por tercera vez en 40 días.

En esta oportunidad, dos sujetos mayores de edad –de alrededor de unos 40 años- ingresaron al negocio a plena luz del día, exhibieron con cautela armas de fuego para evitar que los clientes advirtieran la situación y les pidieron a los empleados que los “atendieran como si fueran compradores” y les entregaran todos los aparatos en exhibición y los de la caja fuerte, más el dinero que se encontraba en un cajón.

“Es muy llamativa la calma con la que actúan, como si supieran que nadie los va a descubrir. Además, conocen exactamente lo que vienen a buscar y saben perfectamente dónde está cada cosa. Tanto la policía como nosotros sostenemos que este hecho tiene sin duda relación con los anteriores”, explicó indignado el propietario del comercio, Miguel Fernández Llanos, quien sostuvo que pedirá una audiencia con el intendente Humberto Zúccaro para plantearle la situación y exigirle una solución urgente a la inseguridad que se vive en el microcentro pilarense.

Luego de apoderarse de un botín con alto valor económico, los delincuentes encerraron en el baño del local al personal y a un cliente que permanecía en el lugar para poder escapar con tranquilidad

 

Larga saga

En el anterior robo, ocurrido el 27 de febrero pasado, tres delincuentes armados, cuyas edades rondaban los 40 años, asaltaron poco después del mediodía el mismo comercio de venta de celulares que ya había sido robado también a fines de enero.

En el hecho del mes anterior, los ladrones irrumpieron en el negocio, ataron con precintos a los empleados en el baño y forzaron la caja fuerte que, al parecer, sabían perfectamente dónde se encontraba. Como botín, los delincuentes se llevaron los equipos de telefonía más caros que encontraron y objetos personales de los trabajadores que se hallaban en el lugar.

Cabe recordar que el 28 de enero, el mismo local había sufrido otro asalto. Ocurrió entre las 19 y las 19.30 de aquel día, cuando entró al comercio una pareja joven. De acuerdo a lo manifestado por el personal del negocio, ambos parecían alterados por el consumo de alcohol o drogas.

Pero antes de la que las empleadas pudieran reaccionar, el joven ya las estaba apuntando con un arma para exigirles la entrega de mercadería y dinero.

El robo duró unos pocos minutos. No más de lo que le llevó a los asaltantes cargar en una mochila una cantidad aún indeterminada de equipos de telefonía celular que estaban expuestos en el local.

De hecho, los empleados relataron que, dado el estado de confusión de los ladrones, no se llevaron los equipos más caros que tenían en exhibición. Tras el hecho, ambos ladrones salieron del local a pie y se perdieron en el centro de la ciudad sin que nadie los siguiera. El de ese jueves había sido el segundo robo sufrido por aquel local en menos de un año.

Comentarios