Fiestas Patronales – Mensaje del cura párroco

Son 250 años abrazados a tu Pilar

domingo, 9 de octubre de 2022 · 00:31

Por Jorge Ritacco

No quería dejar pasar la ocasión y más en este año tan importante para nuestra Parroquia, de acercar el mensaje de lo que queremos vivir en estas fiestas patronales tan especiales, ya que cumplir 250 años de Parroquia no es poca cosa. Es toda una historia y es una historia de salvación, donde Dios algo nos quiso decir desde aquellas primeras celebraciones, en casa de María Cabezas, del primer templito, la primera ermita que se hizo y hasta que en 1772  se generó la parroquia.

Dios nos ha acompañado, es una actuación de Dios y es un momento de “gracia” de Dios. Dios no deja a su pueblo solo,  todo lo contrario, cuando Dios dice la expresión “este es mi pueblo”, “Tú eres mi pueblo” quiere decir qué hace uno con ese pueblo. Se desposa y se desposa en el amor, brindándole amor y esperando respuesta amorosa de ese pueblo. El camino que nos conduce al encuentro con ese Dios es María, la madre que sabe por dónde tienen que caminar sus hijos. Siempre la madre quiere acompañar a sus hijos y también hace suya la experiencia de Dios nuestro Señor: “Tú eres mi pueblo”. Entonces nosotros también debemos abrazar a María como madre, mejor dicho, abrazar su pilar, para sentirnos muy cerca de ella.

Hemos elegido este lema,“250 años abrazados a tu Pilar”, justamente porque queremos hacer consciente, primero, un agradecimiento a tanto tiempo que nos acompaña la madre, que es una bendición y lo segundo, es toda una enseñanza el abrazarnos a su Pilar. Es decir que hacemos la opción por ella en el camino que ella nos marque.

El domingo 2 de octubre comenzó este año jubilar. Durante todo este año se podrán ganar las indulgencias plenarias y ganar la indulgencia, es decir que Jesús me vuelve no solo a perdonar lo que me perdonó, sino que también vuelve a olvidarse de cada una de las cosas que nos ha perdonado y quiere sanar. Todo aquel que a lo largo de este año que transita de esta fiesta patronal a la fiesta patronal del año que viene venga a la Parroquia, visite a la Madre la Virgen del Pilar, rece por la iglesia y exprese su fe con el credo, haga un acto de arrepentimiento y que comulga en estos días, van a recibir ese perdón grande que Dios quiere concedernos.

Así que sigamos abrazándonos a su Pilar y en estos días aprovechemos más que nunca a visitar a nuestra madre para que el 12 octubre sea realmente un sentir muy cerca de ella, que el señor les conceda lo mejor, que es su bendición desde el pilar de María. Amén.-

Comentarios