Correo de Lectores

domingo, 18 de julio de 2021 · 08:13

Un poco de empatía con los chicos por favor

Sr. Director: 
Miércoles 14 de julio pasado, mucho frío, llovizna y viento. Como siempre llevé a mi hijo al colegio haciendo malabares para poder estar a tiempo y no llegar tarde a mi trabajo. Esta semana le tocaba clases, la semana anterior no tuvo, por la inútil y estúpida “burbuja”. Eran las 13, hora de ingreso y el portón del colegio del Club Presidente Derqui permanecía cerrado mientras los chicos y sus acompañantes esperaban impacientes bajo la fina garúa.
A las 13.15, un representante del colegio apareció y muy despreocupadamente intentaba aclarar algo que no se escuchaba entre la gente, que a ese punto se empezaba a amontonar tratando de escuchar y entender lo que pasaba.
Según la explicación, una de las maestras de primer grado había dado positivo por lo que se suspendían las clases por quince días, hasta después del receso invernal que como sabemos, en este país puede durar mucho más. La gente solo escuchaba y asentía, nadie se quejaba. Lo que hubiera correspondido era poner una maestra suplente, no volver a explicarle al niño que no puede ver a sus compañeritos y educadores nuevamente. Es una torpeza que una institución, privada además, no sea capaz de avisar a los padres con tiempo para que se organicen o al menos no hagan pasar frío a los niños.
Es una vergüenza que habiendo tenido tan pocas horas de clases, las cancelen los días previos a las vacaciones de invierno, haciendo un puente con las mismas. Como si el niño no necesitase desesperadamente educarse y socializar, como si los padres no estuvieran hartos a esta altura de este manoseo educativo en donde en nombre de la pandemia los chicos no terminan nunca de empezar las clases.
Este colegio es de lo mejor que tiene Derqui sin dudas y sus maestros y directivos suelen proceder correctamente, quiero creer que es un caso aislado pero que no se debe dejar pasar, porque así es como vamos normalizando lo que está mal.
En síntesis, ya que el Gobierno demostró no tener un mínimo de empatía con los ciudadanos, les pido a los educadores que la tengan con los pequeños, que no tienen la culpa de nada y terminan siendo los más perjudicados siempre. 

Maximiliano Brod mbrod1958@gmail.com.
 

Comentarios