Efemérides

martes, 14 de enero de 2020 · 00:00

1928: Sorpresivamente, un ciclón azota Pilar, provocando numerosos daños en el pueblo. Según las crónicas de la época, el fenómeno duró entre 15 y 20 minutos, suficientes para destruir alrededor de cien casas, vidrieras y letreros. Además, gran cantidad de árboles fueron arrancados. En la estación de trenes, los postes que sostenían el hilo del telégrafo terminaron doblados en un ángulo de casi 90 grados.
La ciudad quedó aislada, ya que se interrumpieron las comunicaciones telefónicas y telegráficas, y la mayoría de los heridos sufrió cortes en el cuero cabelludo y contusiones de todo tipo, a causa de los golpes recibidos por alguna chapa o trozo de mampostería.
Luego del ciclón, la asistencia corrió por cuenta de los vecinos, la policía y los empleados municipales.
Antonio Trigueros, un vecino, relató al diario La Nación al día siguiente: “Las dos únicas farmacias se llenaron de clientes. Las ambulancias cruzaban las calles, cubiertas por restos de cornisas, mampostería y madera”.
Los techos desprendidos fueron apilados en un baldío cercano a la plaza, donde hoy se ubica el complejo Bianea. Allí se dirigían los vecinos, en busca de lo que había sido el techo de su casa.

11
3

Comentarios