FEDERICO ACHÁVAL

Gobernar, ni más ni menos

miércoles, 25 de diciembre de 2019 · 12:19

Principios que son finales. Y también viceversa. La asunción de Federico Achával como intendente de Pilar inauguró un nuevo ciclo político en el distrito. Y le puso fin a una campaña de 1.460 días. Cuatro años y cientos de kilómetros caminados hacia cada barrio del distrito. A cada casa.

Achával tenía el objetivo de ser intendente. Lo sabía y lo decía desde hacía tiempo. Y a eso enfocó sus energías hasta ahora, junto con las de un grupo que fue creciendo conforme consolidaba el proyecto.

El 2017 fue la prueba de fuego. Aunque le quedaban dos años de mandato en el Concejo Deliberante, decidió jugarse el todo por el todo y encabezó la lista de Unidad Ciudadana.

Una parada brava en las urnas. La contienda electoral le sirvió para definir la cancha del peronismo, cuya interna ganó cómodo. Y, pese a la derrota en las generales, quedó como el opositor natural al gobierno de Nicolás Ducoté.

El rol le sentó cómodo. Y el contexto nacional lo potenció. La unidad trabajosa del peronismo hizo el resto para dejarlo solo en la cancha, mano a mano. Y no perdonó.

Lo que viene es un juego complemente distinto. Nuevo, aunque Achával tiene un paso por los despachos donde se toman las decisiones. Pero esta vez, la botonera es toda suya.

El escenario que se encontró en la estructura municipal no es sencillo. Cuentan cerca, y él mismo lo dice, que el Municipio está “desarticulado” con “los procesos administrativos cortados” y los recursos escasos. “Tierra arrasada”, definen. Una puesta en marcha difícil. Herencia pesada.

Achával comienza, sin embargo, con una ventaja. Los gobiernos nacional, provincial y municipal son del mismo signo político. Una bendición que también tuvo Ducoté, pero con dirección contraria: donde antes había obligación de ajustar, ahora reina la promesa de políticas para alentar la reactivación.

Será cuestión de definir de dónde salen los recursos para hacerlo, hacia dónde se direccionan y con qué instrumentos. Gobernar, ni más ni menos.

Comentarios