CORREO DE LECTORES

domingo, 2 de septiembre de 2012 · 00:00

¿Será sólo casualidad?

 

Sr. Director

Nos llamó la atención, no sabemos si será casualidad o “Casal idad”, pero han aparecido en estos días expresiones de personas supuestamente hablando de seguridad, pero sólo cuestionando a los vecinos integrantes de los Foros Vecinales de Seguridad, que son instancias no gubernamentales integradas en el marco de la Ley Provincial 12.154, por instituciones representativas del ámbito geográfico de cada comisaría.

Lo llamativo no es pensar distinto, cuestión que en democracia nos parece fundamental, ya que sólo el debate enriquece con su diversidad de miradas, la multiplicidad de críticas y propuestas que desde el criterio común los ciudadanos podemos aportar. Lo llamativo de algunos “comentarios” es, que no proponen absolutamente nada. Ni una mínima ni humilde petición, sin hacer una sola mención de la falta importante de medios y recursos que le falta a la Policía en Pilar para tener presencia en las calles, para prevenir delitos; con la única forma eficiente conocida aquí, como en cualquier parte del mundo, que es con medios, con tecnología, con efectivos y con patrullaje.

La prevención sólo puede hacerse con patrulleros, con policías, con combustible, con chalecos, pero principalmente con la decisión política de poner los recursos en la calle para garantizar la seguridad de los habitantes de Pilar.

Desde los foros hemos expresado nuestras propuestas (inactivación de celulares robados, registro de compra-venta de repuestos automotores, juicios por jurados, al fútbol sólo la Infantería, Escuela de Policía en Pilar, creación de la Comisaría de la Mujer), con una mirada integral de los aspectos sociales, el trabajo, la educación, el funcionamiento de la Justicia, los jueces y el equipamiento y accionar policial, que conforman una política de seguridad.

Intentamos aportar ideas, propuestas, compromiso, peticiones y tiempo, como en cualquier institución donde trabajan los vecinos, donde dedicamos nuestro tiempo para mejorar el lugar donde viven nuestras familias.

La participación ciudadana en los temas que más nos preocupan como sociedad, es un hecho ineludible y lo será aún más en el futuro a la hora de planificar las políticas públicas. Los funcionarios públicos tendrán el gran desafío de interpretar correctamente, que democracia es sinónimo de participación ciudadana, que se deben escuchar sin prejuicios los aportes genuinos de la ciudadanía en defensa de sus derechos, que es innecesario “utilizar” a personas dispuestas, para promover falsos conflictos con la pretendida e inconfesable intención de enfrentar a vecinos para impedir la participación y especialmente acallar su voz.

La inseguridad no tiene color político, y necesitamos estar juntos en el reclamo para obtener recursos. En todo caso, no se debe olvidar que las mentiras quedan claramente a la vista cuando se democratiza y toma estado público la información.

La inseguridad se combate con asignación concreta de recursos, no con promesas ni con gerundios amañados.

Da la impresión por algunos pícaros “comentarios”, que estas personas son alevosamente accesorios de quienes no están acostumbrados a discutir la asignación y distribución de recursos públicos destinados a la seguridad ciudadana. Parecieran formar parte de una visión anacrónica de  volver a una policía militarizada, de espaldas a los reclamos de la sociedad civil, una visión pacata y ultraconservadora, añorando los viejos tiempos de Camps, de Patti, de la policía que daba cobertura a ciertas empresas, a grupos de tareas y zonas liberadas, que no les gusta que le reclamen a las autoridades provinciales de la  policía que patrullen, que hagan prevención, que pongan los recursos al servicio de la opinión absolutamente mayoritaria de la gente.

Pareciera a veces que la inseguridad para algunos es un  buen negocio, dada la obstinación de errores que tienen como única consecuencia el aumento de los delitos.

Pero lo más raro es que critiquen a los que proponen, a los que piden y reclaman más seguridad y recursos desde hace mucho tiempo, sin la más mínima o decente mención para que pongan en funcionamiento urgentemente la totalidad de patrulleros que tienen parados hace un año.

Da la impresión que les molesta, casi que les preocupara,  que vecinos, entidades, foros vecinales, cámaras de comercio, concejales, luchen por lo que nos pertenece, ¿Será casualidad? o Casal idades accesorias.

Intentan desacreditar a los que denuncian la desidia de las máximas autoridades del Ministerio de Seguridad bonaerense que a veces esconden y otras veces niegan, tener parados patrulleros comprados por la Municipalidad.

Quieren esconder la ineptitud de sus decisiones como la falta de recursos, intentando degradar las razones de los reclamos y especialmente de quienes reclaman. Es lamentable que en vez de invertir su tiempo y espacio en aportar ideas se dediquen a esa penosa y denigrante tarea.

Pretender hacer ver que no entregan los patrulleros, ni recursos por una interna entre Scioli y Mariotto, o por la pertenencia política o religiosa de alguno de los tantos vecinos e instituciones representativas, es un intento tan canalla como inútil, para desviar el verdadero eje del problema.

¿Hay sectores que no se bancan que la sociedad peticione, critique, proponga acciones en la asignación de recursos para la seguridad? O ¿Creen que esa es una decisión exclusiva que puede tomar un funcionario en un despacho alejado de la realidad de los distritos?

La respuesta que se ve por el momento es mandar a  criticar, desgastar a los que reclaman respuestas concretas a las prioridades de la mayoría de los habitantes de Pilar como son las decenas de patrulleros parados hace 12 meses, con el absurdo de que mensualmente se pagan seguros y patentes para tenerlos guardados. De esto también hay un llamativo silencio en las esmeriladoras y profesionales “opiniones”.

La información y el conocimiento público que ha tomado por la trascendencia periodística, será un buen ejemplo para el futuro, como así también la forma en que se solucione, un síntoma del funcionamiento de las instituciones públicas de cara a las demandas prioritarias  de la sociedad de todo Pilar.

Los Foros Vecinales de Seguridad ejercemos y ejerceremos el derecho inalienable constitucional de peticionar ante las autoridades, como práctica democrática, para gestionar todos los recursos y propuestas que entre los vecinos creamos, contribuyan a mejorar la prevención de los delitos y la cantidad de víctimas de los mismos.

En estos “comentarios “que intentan desacreditar a los que reclaman, no se hace mención, casualmente, de ningún reclamo a la falta de recursos para combatir la Inseguridad, será pura Casal idad?

 

Foros de Seguridad Vecinal del Partido de Pilar.

 


Mortalidad infantil

Sr. Director:

Parte del aumento de la mortalidad infantil en Pilar tiene que ver con el sector hospitalario, sobre todo en el período neonatal. Cuando me enteré del aumento del 26% de la mortalidad infantil en Pilar, me horroricé. Uno puede estar mal acostumbrado a ciertas cosas de los políticos en la política, que lo detallaré en otra ocasión, hace un mes denuncié el maltrato que recibe el pueblo de Derqui en la sala centro de atención primaria. Justamente, mi compañera embarazada tuvo que ir al Meisner porque en la sala de Las Lilas el médico le dio una orden para hacerse dos análisis con urgencia. Bien, a las 8 de la mañana tenía que estar, así lo hizo. A las 9 menos cuarto, tarde, llegó la responsable de laboratorio, aparte de llegar tarde la profesional y no dar ningún tipo de explicación a una embarazada de riesgo que la estuvo esperando durante una hora, antes tuvo mi compañera que preguntar en recepción dónde quedaba el laboratorio. La respuesta que tuvo no fue del todo cordial. Pareciera ser que están en ese lugar por obligación, como que en la repartija de puestos políticos les tocó el puesto que menos querían, habiendo tanta gente que estaría dispuesta a ocupar ese lugar y seguramente hacer ese trabajo muchísimo mejor.

Pero bien, entrega lo que le pidieron para los análisis entonces pregunta mi compañera a qué hora pasa a retirar los resultados. Les dicen dentro de 6 días. “Pero es urgente, les dice mi compañera”, “6 días”, les contestan de nuevo, Ah, y para una ecografía 1 mes hay que esperar.

Por eso digo que las autoridades después de conocerse los datos del aumento de la mortalidad infantil en Pilar en vez de tomar cartas en el asunto se quedaron con los brazos cruzados, pero eso sí se habla de patrullas, de cambiar nombres de calles, obras públicas, “inversiones”, de nuevo “obras publicas” y del bailando, mientras los pibes se nos mueren.

Yo sólo espero que no pase nada grave porque lo hago principal responsable al intendente, y después a los responsables de áreas, caiga quien caiga.

 

Miguel D’amico (@Nicky_Damico)

 

Comentarios