El chocolate, el protagonista del invierno

martes, 19 de julio de 2022 · 08:11

Comer chocolate es bueno para tu cuerpo y espíritu, principalmente durante los fríos y oscuros meses de invierno.

En esta columna te compartimos algunos datos para disfrutar de forma saludable.

¿Cuántas veces tenemos ganas de comer algo dulce y rico que no sea light y no lo hacemos porque pensamos que vamos a engordar? No es así si aprendemos a moderar y contemplar el equilibrio. Se deben generar acciones de educación alimentaria para que las golosinas o dulces no sean sinónimo de malos alimentos y ayudar a las personas a que no tengan que privarse de comer algo rico y placentero. Entre las estrategias posibles se destacan saber elegir tamaños pequeños o estar entrenados para medir porciones. Y no existen permitidos porque no hay prohibidos.

Dulces y emociones

Muchas personas recurren al dulce “mágico” para levantar el ánimo cuando se sienten tristes, angustiados o ansiosos. Un chocolate puede cambiar una cara lavada por una sonrisa, ya que éstos producen cierto placer en el ser humano. Por eso el invierno es para tenerlos por demás en cuenta. 

En los últimos años, son muchos los estudios que aseguran que el chocolate negro, consumido en moderación, posee grandes beneficios para nuestra salud. Contienen flavonoides, los cuales ejercen acción antioxidante, éstos previenen el desgaste y envejecimiento celular ante situaciones de estrés, enfermedades crónicas, grandes esfuerzos físicos o mentales.

 

Los beneficios del chocolate

A continuación, algunas ventajas del consumo de chocolate en su medida justa:

  • Disminuye la presión arterial: estudios han demostrado que ayuda a reducir la presión arterial en personas con hipertensión. Los granos de cacao contienen flavonoides que aumentan el óxido nítrico relajando los vasos sanguíneos para que la sangre circule sin problema por el cuerpo.
     
  • Baja el colesterol sanguíneo: ayuda a reducir el colesterol LDL, llamado colesterol malo.
     
  • Tiene efectos antidepresivos y mejora el estado de ánimo: estimula la producción de endorfinas y contiene serotonina.
     
  • Mejora la función cerebral: Está demostrado que aumenta el flujo de la sangre al cerebro y puede ayudar a mejorar la función cognitiva.

Pero ojo... no todos los chocolates son iguales. Los beneficios se obtienen con el consumo de chocolate negro de buena calidad, ya que el contenido de grasa es menor. Diferente es el caso de los chocolates con leche, blancos o baños de repostería en los que el contenido de grasas trans es elevado: tipo de grasa que es responsable del aumento del colesterol en sangre.

¡A no confundir el mensaje! Si bien es considerado un alimento saludable, su valor calórico es importante, por lo que las porciones deben ser pequeñas.

Es normal que, de vez en cuando, se apodere de nosotros un deseo de comer algo dulce. El secreto en estos casos es satisfacer nuestro deseo de la manera más saludable posible. No es prohibición, es educación.

¡A disfrutar este invierno con ricos chocolates!

 

 

 

Como pueden ver, un julio lleno de chocolate, para que el frío se derrita…

 

Comentarios