Haciendo Eco en Pilar

Tareas para el jardín con la llegada del invierno

viernes, 24 de junio de 2022 · 07:58

Tener un bello jardín es, sin duda, el sueño de muchos, y sobre todo en las grandes ciudades. Pero este sueño necesita de cuidados y y hay momentos del año en que estos cuidados requiere más dedicación.

Con la llegada del invierno hay que hacer un esfuerzo extra para proteger el jardín de las bajas temperaturas y evitar que nuestras plantas y el pasto se quemen o mueran por las heladas.

Es por eso que debemos tener bien acondicionado nuestro espacio verde y nuestras plantas para asegurarnos que superan el clima adverso.

En esta columna te compartimos algunas tareas para cuidarlo en esta época del año.

1/ LIMPIAR EL JARDÍN EN INVIERNO

Una idea muy aconsejable es limpiar el jardín de hojas y ramas de árboles que hayan caído durante el otoño. Las hojas, si no las recogemos, pueden afectar al césped con la proliferación de hongos. Por eso, es conveniente recogerlas y compostarlas para utilizarlas dentro de unos meses como compost.

No es bueno dejar que caigan todas las hojas y luego barrerlas. Conviene hacerlo una vez por semana, ya que en invierno el pasto necesita la luz del sol.

Es importante, también, asegurarse que el suelo drene bien y evacue todo el agua de lluvia que caiga durante estos meses. Para lograrlo, comprueba el drenaje y limpia de hojas y restos las alcantarillas y desagües del jardín.

2/ REGAR EL JARDIN EN INVIERNO

Es necesario disminuir la cantidad de riego en esta época, ya que las plantas necesitan menos nutrientes para vivir. Hay que regar sólo cuando la tierra está seca. En invierno con una vez por semana bastará.

Hay que regar en los momentos más cálidos del día y tratar de no mojar la planta, sólo la tierra.

Las plantas de interior conviene regarlas con agua tibia.

3/ PROTEGER AL JARDIN DEL FRÍO

Es recomendable cubrir con un plástico, lona o tela a las plantas y flores que sean más vulnerables, especialmente por las noches o en los días de fuertes heladas. Si no, se puede cubrirlas, colocar una capa -de aproximadamente cuatro dedos- de ramas para evitar que la helada llegue a las raíces. También es bueno colocar algún material aislante en las macetas.

Conviene poner las plantas de interior cerca de las ventanas para que les de la luz del sol y evitar colocarlas cerca de estufas o radiadores.

4/ CUIDAR LOS ARBOLES FRUTALES EN INVIERNO

Es importante proteger los cítricos de las heladas, para ello, debemos cubrir completamente el árbol con maya de ocultación. También las raíces han de ser protegidas cubriendo la superficie alrededor del cítrico con corteza de pino.

Se pueden realizar en esta época las primeras podas de formación en árboles y arbustos.

También es conveniente encalar los frutales para evitar que los insectos invernen en los troncos de los árboles. De esta manera, tendremos nuestros arboles saneados, perfectos para la llegada de la estación primaveral.

5/ PLANTAR EN EL JARDIN EN INVIERNO

Para que nuestro jardín no pierda vida durante el invierno, podemos optar por realizar plantas de temporada como ciclámenes, pensamientos, heleboro o rosa de invierno…

Del mismo modo, podemos aprovechar para disfrutar de otras plantas típicas del invierno: arbustos como el acebo o la nandina es ahora cuando están llenos de bayas que dan color al exterior.

No plantar nada cuando haga mucho frío, con temperaturas por debajo de 0ºC.

6/ ABONAR EL CÉSPED

Durante el invierno, el césped prácticamente no crece y para asegurarnos que, esté denso y potente en primavera, una opción es realizar un buen abonado.

Debemos tener en cuenta que el factor o el nutriente de crecimiento de un césped es el nitrógeno. Por otro lado, el fósforo y el potasio, ayudan al enraizamiento y a la floración.

Para un buen mantenimiento y cuidado del césped durante el invierno, lo mejor es actuar con abonos específicos. Estos abonos contienen menos cantidad de nitrógeno de lo normal y mayor cantidad de fósforo y potasio. Así, se fortalece lo que está debajo, las raíces.

Para realizar esta tarea, bastará con echar sobre la superficie del césped el abono. Gracias a esta acción de abonado durante esta época de reposo, lograremos que tome suficiente fuerza y energía para que con la llega de la primavera se mantenga en perfectas condiciones.

No hay que cortar el pasto al ras durante el invierno para que tenga una mayor protección. Si hubo alguna helada, cortar el césped muerto que quedó en la superficie.

Durante el invierno el césped sufre mucho por la ausencia de sol, las frecuentes heladas, etc. Por ello, a finales de esta estación es importante realizar trabajos específicos de mantenimiento para que esté perfecto de cara a primavera.

¡Toma nota!

Comentarios