Haciendo Eco en Pilar

Cómo cuidar las hierbas aromáticas en casa

lunes, 20 de junio de 2022 · 08:53

Las hierbas aromáticas son plantas muy utilizadas en la gastronomía, especialmente en la cocina mediterránea, que aromatizan y condimentan la comida. Aunque son plantas pequeñas y cultivadas en grandes huertos, en realidad, es posible tenerlas en una huerta en casa, siempre que conozcas algunas claves indispensables para cuidarlas.

Estas hierbas son muy agradecidas y fáciles de cuidar. Solo es cuestión de adaptarse a las condiciones de nuestra vivienda, si disponemos de jardín o terraza, y del tamaño. Aunque vivamos en un lugar muy diminuto siempre hay un hueco para un par de macetas que nos alegrarán la vista y la comida.

Las plantas aromáticas pertenecen, en términos generales, a tres familias botánicas:

LAS ALIÁCEAS: ajo, cebolla, ciboulette, puerro, etc.

LAS APIÁCEAS: hinojo, perejil, angélica, etc.

LAS LAMINÁCEAS: mejorana, melisa, menta, orégano, tomillo, salvia, etc.

 

En esta columna te compartimos las claves para cuidarlas en casa y los beneficios que aportan.

Las claves para cuidarlas en casa:

  • Cuida la luz

Este tipo de plantas son muy demandantes de luz y requieren de al menos 6 horas para un buen crecimiento. Busca un espacio adecuado para que tengan esa cantidad de sol, si no hay un espacio en tu casa puedes usar un foco de luz led blanca y dejarla prendida sobre la planta por el doble de tiempo, es decir, por 12 horas.

  • Buenas macetas o jardineras

Elige las que más te gusten y en función del espacio donde las vas a colocar.

Es fundamental cambiar las macetas o bolsas de plástico de las plantas compradas por una maceta más grande para que sus raíces se extiendan mejor.

Puedes combinar varias macetas o en una maceta grande colocar dos o tres hierbas, calculando un litro de sustrato por planta para que tengan espacio para crecer. De igual manera, busca macetas con drenaje o hazlos tú mismo.

  • Adquiere sustrato

Compra un sustrato para macetas, que es un compuesto de tierra que te ayudará a proteger la humedad, a darle nutrientes y lo necesario para que crezcan adecuadamente. Las aromáticas requieren de mucho espacio.

  • Cuida la humedad

Una vez que cambies las plantas a macetas nuevas, enseguida riégalas, de esta forma se compactará la tierra y no habrá aire cerca de la raíz. Después de esto deberás cuidar que tengan la humedad suficiente.

Las que necesitan mayor cantidad de riego son la albahaca, el perejil, el cilantro y la menta; mientras que no son tan exigentes son el romero, el tomillo, la lavanda y la salvia. Puedes agruparlas por esta necesidad y eso te ahorrará también tiempo.

 

Hay algunas plantas que no debes combinar

Si bien puedes mezclar diferentes géneros de hierbas, debes cuidar de no mezclar anuales con perennes, pues su riego y necesidades de espacio son distintas. Las anuales y bianuales necesitan un reemplazo cada una o dos temporadas; mientras que las perennes, pueden requerir que estar en espacios cerrados durante el invierno pues no toleran bien el frío.

Entre las perennes encuentras el romero, la lavanda, el tomillo, la salvia y la menta, éstas tienen hojas durante todo el año, aunque algunas pierden sus hojas en el invierno si es muy frío, pero rebrotan en primavera.

En las bianuales están el perejil, el cilantro, la albahaca y el eneldo. Algunas, como el perejil duran dos años, en su último año de vida dan flores y después mueren, pero este es su ciclo natural.

 

Cuida el tallo y la poda

Es importante que la tierra de las macetas no cubra la parte del tallo que está expuesta, pues al hacerlo podría afectar su crecimiento.

También, hay que podar de vez en cuando las plantas para que se llenen de brotes. Luego corta las puntas y deja de 10 a 15 centímetros de tallo.

Cosecha

El mejor momento para recolectar las hojas es por la mañana, cuando se ha secado el rocío y están bien frescas. Usa las tijeras, nunca hay que arrancarlas.

 

Usos

. Albahaca, perejil, orégano, cilantro o romero son estupendas para usar frescas, enteras, picadas o trituradas en una vinagreta.

. También puedes aromatizar aceite de oliva colocando hojas dentro de una botella, dejando que macere al menos durante un mes en un lugar seco y oscuro.

. Las puedes congelar en porciones, picadas, usando bolsitas herméticas, o en forma de cubitos con agua o con aceite. Ideales para enriquecer salsas y guisos.

. Para secarlas y rellenar tus botes de especias necesitas colgar las ramitas en una habitación oscura, seca y ventilada. Después de una semana ya estarán listas para molerlas y conservarlas. Puedes hacer tus propias mezclas de especias combinando varios tipos, incluso aprovechando las hojitas secas de la propia planta.

 

Beneficios de Cultivar Plantas Aromáticas en Casa

. Una casa con un aroma fresco. Tus días en casa serán más relajantes, porque estas hierbas con sus aromas inundarán tu hogar. Bastará tan solo regarlas para disfrutar con la fusión de olores que producen, la frescura de menta con la albahaca y anisado del eneldo.

. Vistas elegantes. La forma y textura de las hierbas aromáticas son particularmente elegantes y, si las colocas en macetas interesantes serán una bonita decoración. La manzanilla y sus flores darán un toque muy dulce, el eneldo y su altura lucirá muy refinado.

. Muy fáciles de cultivar. Las plantas aromáticas son ideales para aprender jardinería, porque son muy fáciles de cultivar y cuidar, además no requieren de tantos recursos

. Son repelentes naturales. Son las aliadas perfectas para el resto de plantas, así como para ti. Porque su olor que para nosotros es agradable, ayuda a repeler las plagas tanto para otras hierbas como los mosquitos y moscas.

. Hierbas frescas para cocinar. Cultivas hierbas aromáticas para cocinar te da la ventaja de tenerlos siempre, así como también el poder desarrollar tus propios sabores personales.

. El sabor de las hierbas aromáticas cultivadas en casa es muy diferente las compradas en el supermercado. Además, son más saludable porque podemos estar seguras de que no contiene ningún químico.

. Mejoran la salud general. Estudios publicados en “Preventive Medicine Reports” señalan que la jardinería podría ayudar a reducir la ansiedad, la depresión y el índice de masa corporal (IMC). Así como mejorar la calidad de vida y dar una sensación de satisfacción personal.

 

Tomarte un tiempo y dedicárselo a tus hierbas aromáticas te ayudará a relajarte y despejarte del estrés.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios