Trucos para rebajar el exceso de picante en una comida

sábado, 11 de junio de 2022 · 08:55

Ya terminaste de preparar el delicioso planto de hoy y te vas dando cuenta que te salió demasiado picante… ¡calma! No vas a tener que desperdiciar la comida, ni tener que preparar una nueva, ni vas a sufrir al comerla.

¡No te preocupes! Existen algunos trucos de cocina que te ayudarán a rectificar el sabor fácilmente y esta columna te los vamos a compartir.

  • Añade hortalizas ricas en almidón y azúcares

Existen una gran VARIEDAD DE VEGETALES y, sobre todo, HORTALIZAS que contienen mucho almidón y azúcares. En el caso de las comidas con exceso de picante, ellos son una excelente opción para reducir su potente efecto debido a que absorben el picante y gracias a su contenido en azúcar, se equilibra el sabor dejando un gusto más tolerable.

Las hortalizas por excelencia para rebajar el picante son las papas, las zanahorias o, en su defecto, el camote, siendo este el más dulce de la lista. La mejor alternativa para emplear estos ingredientes es añadirlos - cortados en cubos medianos- al guiso, salsa o sartén que haya quedado con exceso de picante y dejar que se cocinen de 10 a 15 minutos.

  • Emplea productos lácteos para quitar el exceso de picante

Si la preparación lo permite y queda acorde a lo que se esté realizando, añadir un PRODUCTO LÁCTEO es muy buena opción para controlar el picante de más que se nos fue en la preparación. Puede ser cualquier derivado de la leche como yogur, manteca, crema de leche o la leche misma.

En algunos casos y si es de tu agrado, por supuesto, puedes experimentar usando otro tipo de leche como lo son la leche de coco o la leche de almendras para dar un toque especial a tu platillo.

  • Agrega azúcar o ácidos

Aunque parezca algo un poco extraño, sobre todo con los ácidos, es una muy recomendada alternativa para contrarrestar el picante en una receta. El ÁCIDO al igual que el AZÚCAR ayuda a reducir y equilibrar el picante dentro de la mezcla, dejando un sabor un poco más sutil, sin embargo, no dulce.

Existen ingredientes dulces como lo son la salsa kétchup y la miel. Por la parte ácida, podemos agregar una o dos cucharaditas de vinagre, preferiblemente de manzana, unas gotas de jugo de limón o también es una muy buena opción añadirle unos cuantos trozos de tomate a la receta.

Este truquito es excelente para emplearlo en ensaladas y equilibrar el sabor con ayuda de la vinagreta, así que tenlo en cuenta.

  • Incorpora frutos secos a la preparación

La grasa proveniente de los FRUTOS SECOS en general es excelente contrarrestando el sabor excesivamente fuerte del picante, lo equilibra y compensa con su toque amargo. Si tu preparación permite que se le añada este tipo de ingredientes, hazlo.

Cualquier tipo de producto derivado de los frutos secos cumple con la función: crema de maní, almendras o nueces trituradas o en su defecto, pistachos, maní o avellanas enteras o fileteadas.

  1. Sustituye o agrega más caldo

Si tu preparación está hecha a base de un CALDO, bien sea de carne, pollo, pescado o mariscos, es una muy buena opción para quitar el exceso de picante a la comida agregar 1 o 2 tazas más a dicha preparación. Ten en cuenta que mientras más caldo agregues, más suave se volverá el picante, dejando un sabor mucho más sutil.

¿Qué se puede hacer si ya la receta contiene demasiado líquido? En este caso, una solución efectiva seria, retirar un par de tazas de caldo o líquido ya condimentado en dicha elaboración y sustitúyelo por caldo base. Eso sí, no olvides que además de controlar el picante, puede afectar el gusto de sal y pimienta, así que prueba el plato antes de seguir con la receta.

 

 

Comentarios