Curiosidades

Huevos y conejos de chocolate, curiosidades de la Pascua

sábado, 16 de abril de 2022 · 08:42

¿Cuál es el significado de regalar huevos y conejos de chocolate el domingo de Pascua? ¿Dónde surgió? En esta columna te lo contamos.

Regalar huevos en Pascua es una tradición que se remonta a varios siglos atrás.

Para algunos, esta antigua costumbre se originó en Europa y Medio Oriente, antes del cristianismo.

Para otros, la costumbre de regalar huevos en Pascua tiene su origen en el siglo IV.  En aquella época la Iglesia no aconsejaba el consumo de huevos durante la Cuaresma. Sin embargo, las gallinas seguían poniendo huevos, ajenas a preceptos ni normas religiosas. Tirar los huevos hubiera sido un pecado. De tal forma, que no quedaba más remedio que guardarlos. En unas semanas se conseguía una sobreabundancia de huevos a los que había que darle salida regalándolos.

El domingo de Resurrección, primer día en el que este precepto ya no rige, se convertía en la fecha señalada. Y qué mejor que compartir o regalar los huevos que no se habían consumido durante la Cuaresma. De esta forma, fue naciendo una costumbre.

Ofrecer una cesta de huevos frescos era sin duda un magnífico detalle, pero si además los huevos se coloreaban o se pintaban se convertían en un auténtico regalo.

En el siglo XII la Iglesia bendecirá la costumbre de regalar huevos como símbolo de resurrección a la salida de la misa de Pascua. Una costumbre que se ha mantenido hasta no hace mucho, especialmente en las zonas rurales, donde abuelos y padrinos entregan a los ahijados panecillos con dos huevos que se llevaban a bendecir.

Simbología

Desde los comienzos de la humanidad, el huevo fue símbolo de fertilidad, esperanza y renacimiento en algunas civilizaciones localizadas en Egipto, China, Grecia y algunos otros países del occidente. Cuando se terminaban las duras épocas los huevos eran intercambiados por los pobladores. También se regalaban al terminar un largo invierno, ya que esto significaba el comienzo de la primavera, que está relacionada con la nueva vida.

Otras fuentes afirman que el huevo simboliza los cuatro elementos de la vida. La cáscara representa la tierra; la membrana, el aire; la clara, el agua; y la yema, el fuego.

 

El conejo de Pascua

A partir del siglo XVIII, cuando la industria chocolatera consigue avances importantes en el manejo y tratamiento del chocolate, se empieza a vaciar los huevos frescos y a rellenarlos de chocolate. Más tarde llegaron otras formas como las del conejo.

Sin embargo, la tradición del conejo de chocolate se la debemos a los antiguos teutones que creían -según cuentan las leyendas- que en Pascua eran los conejos los que incubaban los huevos. La asociación Conejo- Pascua proviene de esta antigua creencia popular.

 

Los huevos de chocolate

El primer huevo de chocolate documentado en libros de historia nos lleva a Francia en el siglo XVI cuando se le regaló al rey Francisco I un huevo de chocolate que tenía en su interior una representación de la Pasión de Cristo.

A principio del siglo XIX, en Alemania, Italia y Francia, aparecieron los primeros huevos hechos con chocolate con pequeños regalos adentro. Las diversas culturas fueron decorando de manera diferente los huevos. En sus comienzos, eran pintados a mano con colores estridentes que representaban la luz del sol.

Se trataba de huevos macizos, ya que la técnica para hacer los huevos huecos no estaba desarrollada.

La nueva tecnológica de los siglos XIX y XX perfeccionó la chocolatería y permitió que los huevos de Pascua se pudieran hacer de forma masiva y se volvieran populares en todo el mundo.

En Medio Oriente 

En Medio Oriente se siguen intercambiando huevos carmesí para recordar la sangre de Cristo. Los armenios los vacían y los decoran con imágenes de Cristo y de la Virgen. Y en Polonia y Ucrania por Pascua, hacen verdaderas obras de arte con cera fundida sobre su cáscara.

 

La costumbre de esconder huevos

La costumbre de esconder huevos pintados en los jardines de las casas, para la alegría de los niños que los encuentran, se sigue manteniendo en muchos países. Simboliza la persecución de Jesús por parte de Herodes y la intervención de Dios para evitar ser encontrados. Curiosamente en los jardines de la Casa Blanca el día de Pascua se desarrolla una singular carrera de chicos que hacen rodar los huevos. Gana quien llegue más lejos y sin romperlos.

En Alemania, la gente baila con huevos

La danza del huevo es una tradición de Pascua en Alemania. La gente pone los huevos en el suelo y bailan a su alrededor, tratando de no romper ninguna.

El más grande

Según el Libro Guinness de los Récords, el mayor huevo de Pascua del mundo pesó 15.873 libras (más de 7 mil kilos) y midió 34 pies de altura (unos 10 metros). Se hizo en Cortenuova, Italia.

Comentarios