Ellas nos inspiran

Mary Terán, la tenista que abrió el camino

Por Redacción Pilar a Diario 10 de marzo de 2022 - 07:46

María Luisa Beatriz Terán, conocida como Mary Terán de Weiss, fue la primera jugadora que se destacó en nuestro país y quien llevó su práctica a las clases populares. 

María Luisa, nació en la ciudad de Rosario el 29 de enero de 1918. A los 7, años comenzó a practicar tenis en el club Rosario Rowing, donde su padre era el encargado del buffet. También era una buena nadadora. A los 15 años se animó a cruzar el río Paraná a nado y ser, además, timonel del equipo de remeros del Club Alberdi.

En 1940, durante un viaje en tren, Mary conoció a quien luego sería su marido, Heraldo Weiss, quien ya era campeón argentino y capitán del equipo de tenis de la Copa Davis. Enviudaría pocos años más tarde.

Ya de grande, Terán practicó golf. Su amigo el dibujante Caloi era uno de sus rivales.

Durante su vida deportiva disputó 1100 partidos internacionales, de los que ganó 832 (entre singles, dobles damas y dobles mixtos), de estos triunfos 28 fueron en certámenes internacionales.

Fue número uno de Argentina en 1941, 1944, 1946, 1947 y 1948. ?Ganó dos medallas de oro (single y doble femenino) y una de bronce (dobles mixto) en los Juegos Panamericanos de 1951, siendo una de las grandes figuras de este torneo. En esta época, era considerada una de las mejores veinte tenistas del mundo.

Simpatizante del peronismo, mediante la Fundación Evita proporcionaba raquetas a chicos de condiciones humildes. Algunas de sus colegas se negaban a enfrentarla por su ideología. Los organizadores de torneos se sumaron al vacío. Una vez se defendió a través de una carta publicada en la revista El Gráfico en julio de 1964.

Cuando Perón fue derrocado en 1955 fue perseguida por sus ideas políticas, razón por la cual primero debió exiliarse en España y finalmente con la suspensión que decretó el dictador Pedro Eugenio Aramburu sobre ella y otros deportistas de primer nivel se vio obligada a abandonar la actividad deportiva. Durante décadas permaneció ignorada por el Estado, los medios de comunicación y las organizaciones deportivas hasta que se suicidó en 1984, a los 66 años. ?

En la década de 2000, se inició un movimiento destinado a recuperar su memoria. Uno de los pioneros en hacerlo fue su amigo y periodista Roberto Andersen, quien cuenta su vida de manera detallada en el libro “Mary Terán de Weiss” de Ediciones Fabro. Además publica fotos de su casamiento, de sus actividades como ama de casa y hasta con Errol Flynn, en Hollywood, y con la princesa Isabel de Inglaterra (Isabel II). También están sus tapas de revistas.

En 2006 con la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires impuso su nombre al estadio de tenis construido en el Parque Roca de esa ciudad. Este era el  estadio de tenis más grande de Sudamérica. El primer evento oficial disputado en dicho estadio en su honor fueron las semifinales de la Copa Davis 2006. ?

Desde 2017, una calle de la ciudad de Rosario lleva el nombre de la tenista.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar