Así es el tren de pasajeros más largo del mundo

jueves, 15 de diciembre de 2022 · 09:05

Si hay un país apasionado de los ferrocarriles, ese es Suiza, quien ha puesto en marcha el tren más largo del mundo. Con una longitud de 1.906 metros y una capacidad de 4.550 asientos, este tren suizo ha conseguido entrar en el Libro Guinness de los Récords.

Para conmemorar el 175º aniversario del primer ferrocarril de Suiza, la industria ferroviaria del país alpino se ha unido para poner en marcha un tren de pasajeros más largo del mundo. Un gran medio de transporte que el pasado 29 de octubre por la noche completó con éxito su primer trayecto, tardando casi una hora en recorrerlo. 

Un viaje de menos de 25 kilómetros en el que el tren descendió en picada desde los 1.788 metros sobre el nivel del mar en Preda hasta llegar a los 999,3 metros en Alvaneu; pasando durante el trayecto por las famosas vías en espiral de la línea Albula -declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco-, por viaductos de gran altura, como el de Landwasser, y una variedad de túneles. 

 

Un centenar de coches

Las características de este gran vehículo de transporte de color rojo parecen sacadas de una película de ciencia ficción, ya que mide exactamente 1.906 metros y pesa 2.990 toneladas. 'Capricornio', así es cómo se llama, está formado por un total de 25 trenes eléctricos y cuenta con una cola de 100 coches y una capacidad para 4.550 pasajeros.

Un gran monstruo ferroviario que requirió de siete maquinistas, 21 técnicos, un software modificado para restringir la potencia que se retroalimentaba y un intercomunicador para que los conductores se pudieran sincronizar para realizar el viaje y el descenso en espiral sin problemas; ya que cualquier desajuste de aceleración o desaceleración durante el recorrido podría haber creado un problema de seguridad importante.

 

El tren más largo del mundo

A diferencia de la mayoría de los ferrocarriles suizos y europeos, que suelen utilizar un ancho de vía de 1,435 metros; sus desarrolladores apostaron por emplear rieles separados por sólo un metro. Si a esto se le añade un trazado con curvas muy cerradas, pendientes pronunciadas, 22 túneles y 48 puentes, sobre el papel el reto del país alpino parecía especialmente espinoso.

A pesar de la complejidad de la ruta, la gran locomotora suiza completó de forma segura el viaje y logró el récord como el tren de pasajeros más largo del mundo. Un título que desde 1991 poseía Bélgica con un convoy de la compañía SNCB (Sociedad Nacional de los Ferrocarriles Belgas, en español) que medía 1.732,9 metros y constaba de 70 coches.

La hazaña de Suiza ha sido organizada por la Rhaetische Bahn (Ferrocarril Rético o RhB), la segunda compañía férrea más importante del país, junto con el apoyo del constructor de trenes suizo Stadler. Era una fecha tan importante que la compañía organizó, como si se tratara de un festival, un evento para seguir el paso de este tren, al que acudieron 3.000 asistentes.

También se pudo seguir por la televisión del país. Para ello se utilizaron tres conexiones por satélite, 19 drones con cámaras y helicópteros que grabaron en todo momento el paso del tren por la ruta; que para este trayecto apenas tenía 150 pasajeros a bordo.

El vehículo suizo ahora se desmantelará cuidadosamente en partes separadas que se utilizarán para el tráfico regular.

Comentarios