Dos rituales indispensables para esta luna nueva en Escorpio

martes, 25 de octubre de 2022 · 08:46

Las lunas marcan ciclos importantes en nuestras vidas sincronizados con las fases que atraviesa. En este caso, la luna nueva en Escorpio (25 al 27 de octubre de 2022) marcará el inicio de un ciclo de seis meses que culminará con la luna llena en Tauro (abril, mayo)  cuando el sol atraviese el signo de Tauro.

Esto quiere decir que durante las lunas nuevas se deben marcar los objetivos y deseos para esos seis meses y durante las lunas llenas despedir y agradecer esos objetivos u enseñanzas que tuvimos en los meses pasados.

La mejor manera de plantear estos objetivos:

En los últimos años la palabra manifestar despertó un gran interés y se popularizó como uso común significando atraer aquello que deseamos. Pero cuando se trata de hacer un ritual, vibrar alto no es suficiente.

Para estos rituales que te proponemos hoy vas a necesitar dos cosas: una vela celeste, azul claro o blanca si no se tiene de color e inciensos, quemadores, o tu propio ramillete de hierbas secas para sahumar tu casa.

 

1. Primer ritual:

Como como cualquier comienzo -en este caso un ciclo lunar de seis meses- queremos comenzar de la manera más limpia energéticamente posible. Para eso tomamos nuestra varilla, cono, o ramillete de incienso y lo prendemos dentro de la casa. Si es una varilla o ramillete lo ideal es llevar el humo desde el punto más alejado del hogar y terminar el recorrido en la puerta principal de la casa.

De este modo limpiaremos nuestro hábitat cotidiano de todas las energías negativas que no queremos. Además del recorrido se le puede agregar un mantra, oración o rezo que sea significativo para nosotros y que haga referencia a la renovación o purificación.

Este ritual se puede hacer cada vez que lo necesites.

 

2. Segundo ritual:

Este nuevo ciclo estará relacionado con el eje Tauro-Escorpio que tiene mucho que ver con la manera en que nos relacionamos con nuestro cuerpo y nuestra sexualidad, así como el modo en que materializamos las cosas y las deseamos. También, sobre cómo sobrevivimos y cómo renacemos.

Por eso, es recomendable que las intenciones que tengas para estos meses a venir sean respecto a eso.

Para intencionar una vela tomás la vela del color que dispongas y la untás con un poco de aceite esencial del aroma que más te guste. Frotando desde la parte de abajo hacia arriba, repetís tu intención las veces que creas necesarias, procurando que sea un número impar de veces. Luego de haber hecho esto debés dejarla consumirse. Podés tomarte unos minutos para meditar sobre tu nuevo propósito, analizar qué te llevó a que sea esa la intención elegida o simplemente contemplar cómo la vela se consume.

Cuando la vela finalmente llegue a su fin, deshazte de sus restos agradeciéndoles el trabajo que se ha hecho.

 

Y ya está. ¡Qué fácil! ¿No?


 

Comentarios