CONTAME UNA BUENA

Skogluft: el método noruego que apuesta por las plantas

domingo, 19 de septiembre de 2021 · 08:11

El contacto con el medioambiente es terapéutico y sus beneficios pueden trasladarse al interior de todo tipo de edificios, incluidas las viviendas particulares. Ese es, precisamente, el punto de partida del Skogluft, el método noruego que apuesta por las plantas como herramienta para aumentar el bienestar y reducir los niveles de estrés. La propuesta llega de la mano Jørn Viumdal, el noruego que tras más de dos décadas de investigación consiguió dar con la receta del éxito.

Los nórdicos son famosos por gozar de un alto grado de bienestar y el Skogluft, el método noruego que apuesta por las plantas, es un recurso que merece la pena explorar para conseguirlo.

En la oficina, el colegio, la casa... La mayor parte de nuestro tiempo -más del 80% según diversos estudios- lo pasamos en espacios cerrados, sin prácticamente ningún contacto con la naturaleza. Reconectar con lo natural se convierte así en una necesidad para aumentar el bienestar y el noruego apuesta por el llamado 'efecto del aire del bosque' para conseguirlo.

La clave está en ubicar estos muros verdes en aquellos escenarios donde más tiempo pasemos añadiendo, además, la iluminación apropiada. Mayor concentración, mejor manejo del estrés y reducción de la fatiga o un fortalecimiento del sistema inmunitario son algunos de los beneficios del Skogluft noruego.

La propuesta de Jørn Viumdal no es un capricho sino un estudio de casi treinta años con una base científica que lo avala. El propio Hospital Universitario de Oslo, en Ullevål, realizó una investigación al respecto.

La misma constató que, tras aplicar el método Skogluft se observó una reducción de las ausencias laborales por enfermedad de un 50%, mejoró la motivación y salud de los empleados. Del mismo modo, entre estudiantes y profesores, aumentaron los niveles de concentración al tiempo que se redujo el cansancio.

Ese aumento de la energía y del estado de ánimo es uno de los beneficios derivados de esta disciplina. En el trabajo, en casa, en espacios públicos... Los muros vegetales mejoran la calidad del aire al tiempo que minimizan las posibilidades de sufrir fatiga, depresión o ansiedad. En consecuencia, propician la concentración y productividad.

Según recoge la propia web del Skogluft: "Un estudio en el Royal College of Agriculture, Inglaterra, encontró que los estudiantes demuestran un 70% más de atención cuando se les enseña en salas que contienen plantas".

Las bondades del Skogluft trascienden del propio bienestar. La incorporación de plantas en formato vertical también tiene su reflejo en la optimización de los espacios que, además, cuentan con un valor añadido.

Los jardines verticales permiten sacar el máximo partido a las estancias donde se ubican sin necesidad de sacrificar espacio convirtiéndose en puntos de atracción visual. Esa vertiente estética es otro de los atractivos de los muros vivos del Skogluft.

En términos de diseño, los muros verdes que defiende el método noruego mejoran el aislamiento acústico, una cuestión clave para crear ambientes relajantes que ayuden a disminuir el estrés

Tal es el éxito de este método noruego que tú mismo puedes trasladarlo a tu hogar. En el libro 'El método Skogluft' (traducido a un centenar de idiomas), encontrarás todas las claves para la distribución de las plantas. Aunque también puedes comprar directamente el 'sistema de paredes vivas Skogluft' en su web.

En esencia es un sistema apto para todo tipo de 'jardineros' y es que no es necesario tener unos grandes conocimientos de jardinería para mantenerlo. Una de las claves para que así sea es el tipo de planta que proponen: el poto, una especie tan resistente como agradecida y fácil de cuidar.

Del mismo modo, es importante garantizar que el espacio en el que se ubique cuente con luz natural -o una que la imite- durante un mínimo de siete horas para que las plantas causen el efecto deseado.

El riego también es otro aspecto a tener en cuenta para llevar a la práctica el Skogluft. Lo ideal es comprobar la humedad de la tierra con regularidad e ir ajustándolo. No obstante, eligiendo potos como planta principal bastará con regar cada tres semanas aproximadamente.

La poda es el último de los aspectos en los que el Skogluft recomienda poner atención. Su creador asegura que hay que cortar aquellos brotes que cuelguen por debajo de la maceta así como todos aquellos que hagan sombra a los demás.

¿Conocías los mantras del Skogluft, el método noruego que apuesta por las plantas?

2
2
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios