HACIENDO ECO EN PILAR

Compost casero para la huerta o jardín de primavera

sábado, 18 de septiembre de 2021 · 08:13

El compost es un abono con nutrientes que sirve para que abonar las plantas de la huerta o el jardín  de primavera. El compost casero es una alternativa mucho más respetuosa con el medio ambiente que los fertilizantes químicos.

Según los expertos en medio ambiente, un 40% aproximado de lo que echamos a la basura es orgánico y podemos reutilizarlos para mejorar nuestro ambiente.

Cómo hacer compost casero: paso a paso

Hay varios métodos, pero lo mejor es empezar por una de las formas más sencillas: tener una caja de madera, una base de tablones. Cualquier recipiente con una cierta capacidad nos servirá. La única condición es que no esté en contacto directo con el suelo.

1/ Lo primero que debemos hacer es unos agujeritos en la base e ir colocando una primera capa de tierra, y una segunda capa de materiales secos (serrín, algunas ramas de restos de poda). Estas primeras capas secas evitarán que el fondo del compostador casero pueda pudrirse y al final se acabe estropeando la mezcla. 

2/ El segundo paso es añadir los desechos orgánicos. Para ello, habremos guardado basura de la que no nos vamos a deshacer (las ramas de los árboles, las hojas de los árboles y plantas, las cáscaras de las diferentes frutas, entre otros).

Nos pondremos unos guantes para manipular estos desechos orgánicos, y empezaremos a fabricar el compost casero para la huerta o jardín.

En este contenedor iremos agregando diferentes desechos e intercalando productos húmedos o verdes, con productos secos. De esta manera, y haciéndolo por capas, el compost no olerá a podrido y se habrá echado a perder, y se conseguirá ese equilibrio que necesita un compost para ser el abono perfecto de plantas, frutas y verduras.

El siguiente paso es regar el compost casero: este abono orgánico necesita de cierto grado de humedad para que se vaya formando este fertilizante que enriquecerá nuestros cultivos y plantas.

Además, hay que airearlo. Por tanto, es necesario regarlo de vez en cuando, teniendo cuidado de no encharcar el contenedor, procurando que la humedad penetre en las diferentes capas que se fueron formando.

Lo qué puede ser compostado:

Estos son todos los elementos que pueden ser compostados:

frutas crudas

vegetales

cáscaras de huevo

café molido y el filtro

Periódicos, papel toalla y cartón no brillante.

hojas (las hojas marrones son excelentes para el carbono, mientras que las hojas verdes son excelentes para el nitrógeno)

recortes de césped

recortes de plantas y flores

desperdicio de patio

Estos son los elementos que NO SE PUEDEN compostar:

Carnes

Productos lácteos

Alimentos procesados

Plásticos

Metales

Parece bastante obvio entonces qué debería ser y no debería ser compostado. Básicamente, cualquier cosa que sea natural PUEDE ser, mientras que cualquier cosa que no lo sea, ¡no puede!

Trucos y consejos para conseguir buen compost casero

En el primer llenado de la primera capa, es decir, hay que agregar material de tipo leñoso, que puede componerse de ramas secas y gruesas de restos de poda, piñas secas, etc., para facilitar la circulación del aire, ya que la ventilación es esencial para la formación del compost.

Esta primera capa será de unos 30 centímetros aproximadamente. Luego, ya podremos ir apilando los residuos orgánicos de diferentes capas.

Siempre que sea posible sin destrozar las capas que hemos creado, debemos remover con cuidado el contenido del compostador casero para asegurar que los organismos que están descomponiendo la materia pueden respirar, y no fermenten. Además, es importante proteger el compostador de cambios bruscos de temperatura.

Muchas veces, el compost casero se echa a perder porque no está bien aireado, y los materiales se empiezan a pudrir si no hay aire, y notaremos que no lo habremos hecho bien porque desprenderá un fuerte mal olor. Un compost casero bien hecho no olerá mal, porque los desechos orgánicos bien aireados, no desprenderán malos olores, y servirán perfectamente como abono.

Este compost casero necesita de un tiempo de elaboración, y el proceso es largo. Deberemos dejar pasar entre seis y ocho meses, para empezar a extraer nuestro compost del fondo del compostador o contenedor. La forma de saber que está preparado y maduro para ser utilizado es porque desprenderá un agradable olor.

Es conveniente dejarlo reposar unos días una vez que lo hemos extraído, y ya lo tendremos listo para abonar nuestras plantas, frutas y verduras con los mejores nutrientes, fabricados por nosotros mismos, donde se conseguirán os excelentes resultados.

Galería de fotos

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios