Los fertilizantes orgánicos caseros más eficientes para tu huerta o jardín

jueves, 17 de junio de 2021 · 10:22

Para los que tengan ganas de cultivar su propia comida, hacer crecer sus flores, tener sus propias plantas medicinales, en su jardín o en su huerto urbano, lo importante es empezar ya aunque estemos en invierno. Pero a menudo no es fácil y toda ayuda es poca. De forma natural, y siempre barata, vamos a poder aportar a nuestras plantas nutrientes extras que las ayudaran a crecer más sanas y fuertes con fertilizantes orgánicos caseros.

¿Qué buscamos en los fertilizantes orgánicos caseros?

Buscamos los tres puntales inorgánicos en el crecimiento de una planta, aquellos que necesita en mayor proporción y que son el nitrógeno, el potasio y el fósforo.

  • El nitrógeno estimula el desarrollo de hojas y raíces siendo indispensable en la primera etapa del desarrollo de las plantas. 
     
  • El fósforo aporta robustez a las plantas ayudándolas en el aumento de su estructura y porte, y en la defensa contra las enfermedades. Favorece además el desarrollo de las raíces.
     
  • El potasio ayuda a la floración, producción de frutos y semillas. Además, ayuda a los bulbos, tubérculos, rizomas y semillas a acumular reservas.

Adicionalmente, podemos sumar un cuarto elemento en importancia como es el hierro, qué si bien no se necesita en tanta cantidad, sí es importante para la formación de la clorofila, que es la sustancia encargada de fabricar la materia orgánica de la planta. 

 

¿Qué ventajas o desventajas tienen?

Estos fertilizantes tienen las siguientes ventajas:

  • Permiten aprovechar residuos orgánicos.
  • Aumentan la actividad microbiana del suelo.
  • Recuperan la materia orgánica del suelo, favoreciendo la retención de nutrientes y permiten la fijación de carbono en el suelo, así como mejoran la capacidad de absorber agua.
  • Suelen necesitar menos energía para su elaboración.

Pero también poseen algunas desventajas, por ejemplo, pueden ser fuentes de patógenos si no están adecuadamente tratados.

Actualmente el uso de fertilizantes orgánicos está aumentando debido a la demanda de alimentos sanos para el consumo humano, y para hacer conciencia sobre el cuidado del ecosistema y del medio ambiente.

 

Aquí te compartimos una lista de algunos fertilizantes caseros:

 

Humus de lombriz
Es uno de los mejores abonos que podemos añadir a nuestras plantas, y es muy económico ya que solo se necesitan conseguir las lombrices californianas.

 

Té de banana
Sirve para aportar el potasio que necesitan las plantas. Hay muchos cultivos a los que les es importante este aporte de potasio, como pueden ser las zanahorias, las habas y muchos más. Es muy común también en la época de floración aplicar este té, que es precisamente cuando más potasio precisa la planta para florecer.

 

Fertilización con pasto cortado
Aseguran que se puede usar el pasto recién cortado, ya que se descompone rápidamente, para enriquecer el suelo de nutrientes.
Consiste en llenar un recipiente de 20 litros con recortes de pasto, o incluso con malezas. Añadir agua y deja reposar durante un día o dos. Luego diluir mezclando una taza de hierba líquida con 10 tazas de agua y aplicarla sobre la base de las plantas.

 

Fertilización con granos de café
Una excelente alternativa para usar los desechos del café. Actúa como fuente de nitrógeno para el suelo, además de ser rica en antioxidantes. Consiste en agregar los granos para su compostaje o espolvorear directamente sobre el suelo.

 

Cáscaras de Huevos
Tienen un doble beneficio: se pueden utilizar como fertilizante o como repelente, en trozos o triturado. Machacado, rociar el polvo en la base de las plantas, o en bloques, creando una especie de anillo en la base de la planta: esta barrera puede guardarlas de los caracoles y algunas orugas.

 

Hacer compost
El compost es definitivamente uno de los métodos más sencillos y eficaces para enriquecer el suelo y hacer que tu jardín o huerto sea más productivo. Lo que se necesita son restos de comida y todas las sustancias ricas en nitrógeno, como hierba, hojas o paja. Se puede hacer compostaje incluso viviendo en la ciudad.

 

Plantar lavandas
Aparte de la cantidad de usos que podemos dar a la lavanda en casa, como perfumes o jabones, su beneficio en la huerta es muy conocido por el simple hecho de que atrae grandes polinizadores que nos ayudaran a aumentar la producción de nuestro huerto, polinizando mayor cantidad de flores.

 

Cenizas de madera
La ceniza de madera es rica en potasio y en fósforo. Para su preparación es muy fácil, consiste solamente en recoger la ceniza de la madera quemada y diluirla en agua.

 

¡Manos a la obra, no nos vamos a equivocar!

Comentarios