Eco en Pilar

Huertas en casa: una tendencia en esta nueva etapa de la pandemia

Cultivar las huertas apunta a mantener nuestra mente activa y mejorar la economía familiar. El otoño es el momento ideal para arrancar tu huerta urbana.
jueves, 22 de abril de 2021 · 09:51

No hay dudas que el nuevo aislamiento social, obligatorio y preventivo agudiza el ingenio de más de uno e impulsa a otros tantos a realizar cosas y practicar actividades que antes no hacía. Innovar en la cocina con recetas, practicar yoga y meditación y volver a los juegos de mesa son algunas de esas tareas que estas nuevas restricciones hacen posible.

Pero una excelente opción para aprovechar al máximo este nuevo tiempo de restricciones y sobre todo sacarle provecho económico y saludable, es iniciar una huerta propia para cosechar verduras, hortalizas y algunas frutas a un precio súper económico y totalmente orgánico.

La pregunta es, entonces, ¿cómo se hace? No vamos a afirmar que es sencillo, deseos de disfrutar de esta actividad, un poco de paciencia, algunas herramientas y una porción de tierra es suficiente para ponerse a sembrar y cosechar. Encima, el otoño es la mejor época para arrancar con este emprendimiento.

 

DOS BENEFICIOS DE TENER UNA HUERTA EN CASA

Gracias a lo que plantamos podemos mejorar la alimentación ya que estaremos consumiendo productos sanos, frescos y libres de residuos químicos. Además, cosechando alimentos podremos bajar los costos y cuidar nuestra economía.

La huerta es una buena oportunidad para trabajar juntos como familia y de colaborar con el medio ambiente ya que podemos reciclar residuos para hacer abono.

PASOS DE COMO HACER UNA HUERTA

Si el patio tiene tierra, se hace directamente ahí. En un jardín de baldosas y pequeño, la opción es cajones de madera. En un balcón, se pueden usar macetas con un mínimo de 30 centímetros de profundidad y drenaje.

Según la guía elaborada por el Inta para construir una huerta, hay que comenzar con la unidad mínima de un huerto que es el cantero o tablón.

Empezar con especies rústicas para que ocupen la mayor parte de la superficie, y a las más delicadas darles un espacio bien cuidado. Cultivar las plantas que se corresponden con cada temporada.

Mezclar el sustrato con la tierra. Hay que usar sustrato mezclado con la tierra, con gran cantidad de nutrientes. Lo ideal es mezclar tierra fértil con compost y evitar que el suelo se compacte.

Elegir la forma de siembra. Directamente en la tierra, o en almácigos que luego se trasplantan. Otra opción es comprar plantines y ahorrar tiempo.

En la siembra al boleo, la semilla no puede estar tan profunda y es necesario mantener una distancia considerable entre cada semilla para que puedan crecer sin quitarle el agua y los nutrientes a otros cultivos.

Lo más fácil son los tomates, perejil, espinaca, berenjenas.

Muchos viveros y tiendas especializadas en Pilar cuentan con todas las herramientas, insumos y productos que se necesitan para comenzar con una huerta en casa.

Para los principiantes, lo mejor es empezar con las aromáticas ya que requieren poco cuidado, se defienden solas de insectos con sus aromas y colores y se pueden cosechar en cualquier momento del año.

El sol es la clave de todo. La huerta necesita recibir entre cuatro y seis horas de sol directo para el buen desarrollo de los cultivos.

Las plagas son el principal enemigo de la huerta, pero se pueden mantener a raya. No usar nunca agroquímicos y optar por los preparados orgánicos o caseros (alcohol con ajo contra ácaros, pulgones y gusanos; polvo de hornear contra hongos; jabón blanco diluido en agua para evitar la mosca blanca y las arañuelas).

El riego debe ser frecuente, sin abusar, pero cuidado con la estación del año. En invierno, regar durante las horas de sol.

 

QUÉ CULTIVOS PLANTAR EN EL OTOÑO 2021

¿Qué plantar en esta temporada de otoño? Podemos producir todas las verduras que no sufren el frío. El otoño es el momento en que se siembra una de las especies que no puede faltar en ninguna huerta, especialmente si hay nenas y nenes en la casa: ¡las arvejas! La planta es muy linda, fácil de cultivar, no necesita mucho espacio y lo mejor: se pueden comer crudas directo de la planta cuando están tiernas, ¡son súper dulces! Por lo que suelen ser las preferidas de chicos y grandes.

En esta época también se siembran las habas, ajos, cebolla, verdeo, puerro, acelga, apio, brócoli, coliflor, acelga, espinaca, hinojo, kale, lechuga, perejil, rabanito, radicheta, remolacha, repollo de bruselas, rúcula y zanahoria, lechuga, mostaza.

Las semillas de cultivos de raíz, como rabanitos y zanahorias, conviene sembrarlos de forma directa porque no les gusta mucho el trasplante.

Para ciertas especies es muy importante respetar la fecha de siembra. Respetando la fecha de siembra mejoramos la sanidad y productividad de las verduras. Por eso, si se nos hizo tarde, y no contamos con los plantines de puerro, cebolla, repollo, coliflor, brócoli y/o apio podemos intercambiar plantines con alguna huerta vecina que tenga de ellos en exceso o comprarlos en un vivero recomendado.

A su vez, el calendario de siembra informa cómo sembrar cada especie, que variedades se recomiendan y en qué época del año realizarlo.

 ¡Disfrutemos en familia cultivando y cosechando!

 

 

 

 

 

Comentarios