San Valentín

¡Hay días que son para no olvidar! Es uno de los días más importantes del año en muchas culturas y cada una de ellas tiene una forma propia de celebrarlo.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 10:07

Cada 14 de febrero se celebra en muchas partes del mundo el Día de San Valentín o Día de los Enamorados, momento en el que el amor toma protagonismo y se suceden escenas románticas por todos los rincones del planeta.

Y como el amor permanece incluso en tiempos difíciles. También lo hace hoy cuando la pandemia condiciona nuestras vidas. Los planes románticos para San Valentín han de reinventarse este 2021 a causa de las restricciones que el coronavirus impone en muchas latitudes. Este domingo sin duda será diferente al de todos los años, pero lo importante es hacer que sea especial. Todo vale para celebrar el amor y mucho más en tiempos de pandemia.

Como decía el poeta inglés Robert Browning en una de las más célebres frases de amor, «Ama un sólo día y el mundo habrá cambiado». En efecto, ese sentimiento potente, que nos moviliza, nos estremece y nos conecta con las emociones más auténticas de nuestro ser, es el motor que hace andar al mundo. Y a pesar de que todos los días son buenos para celebrar el amor, el 14 de febrero se cuenta como el más especial. La historia y los datos curiosos de San Valentín nos hacen descubrir una tradición que ha logrado mantenerse viva a través de los siglos.

obre esta fecha es mucho lo que se cuenta. Si bien en la cultura occidental se ha asociado con un día comercial importante, en el que flores, bombones, tarjetas y regalos pululan por doquier, la realidad es que su significado es bastante más profundo. Se trata de una fecha especial para que vivamos el amor con magia.

 

¿Quién era Valentín?

Los datos nos llevan en un viaje por la más profunda historia, hasta la Roma del siglo II. En aquella época, según cuenta la tradición, el emperador Claudio II decidió prohibir los matrimonios entre la gente joven, pues creía que si se mantenía soltera iba tener mejores soldados. Debido a esta restricción, la gente decidió casarse en secreto y a espaldas de Claudio II. Y para ello tenían como principal aliado a Valentín, un médico sacerdote, que se encargaba de unir a las parejas y darles su bendición.

El emperador Claudio II se enteró de lo que hacía Valentín y decidió tomar medidas radicales: lo encarceló y lo ejecutó el 14 de febrero del año 270. Siglos después, el papa Gelasio I, recordando el buen gesto de Valentín para con los jóvenes enamorados, decidió convertirlo en santo. Es por esa razón que el 14 de febrero se celebra el ‘día del amor’ en honor al santo que ofrendó su vida a fin de que este sentimiento no caduque a pesar de las adversidades.

Si bien las parejas suelen adoptar este día como suyo, el 14 de febrero no es exclusivamente una fecha para los enamorados, pues en algunos países se festeja el ‘día de los amigos’. Hay quienes van un poco más allá y se dan el gusto de celebrar las dos cosas por igual, el ‘día del amor y la amistad’, con la figura de San Valentín como protagonista principal. Pero este no es el caso de nuestro país.

 

Algunos datos curiosos

La primera carta de amor
Se trata de una carta que escribió en prisión el duque Carlos de Orleans, a su amada, Benne de Armagnac, alrededor del año 1430.

El día de San Valentín en Japón
Japón es una nación llena de rituales ancestrales, que se mantienen vivos en la cultura de su pueblo. También el amor tiene formas especiales de celebrarse en este territorio. Desde las leyendas románticas japonesas, hasta la actividad comercial propia del día son del todo interesantes. Los detalles sobre cómo se celebra el Día de San Valentín en Japón, son bastante originales. Son las mujeres quienes ofrecen regalos a sus novios, que generalmente son chocolates. La reciprocidad llega un mes después, con el 14 de marzo o Día Blanco, en el que los chicos devuelven los presentes a sus enamoradas.

Los judíos no celebran este día
La población judía no hace ningún tipo de celebración por el Día de San Valentín. Dirás que quizás son un tanto fríos, pero la explicación es bastante mejor. Los judíos creen que el amor no debería festejarse sólo un día del año, sino todos los días, como un regalo de existencia para alegrar a los hombres y mujeres

La Capital mundial de San Valentín
Seguimos en este recorrido por los datos curiosos de San Valentín, para contarte sobre la capital mundial de este día y de los enamorados en general. Se trata de la romántica Verona, en Italia. Esta hermosa ciudad al norte del país, fue el escenario en el que se desarrolló la gran historia de amor de todos los tiempos, Romeo y Julieta, de William Shakespeare. Cada 14 de febrero las calles de la ciudad se llenan de enamorados, que quieren fotografiarse en el balcón de Julieta. También son escritas miles de cartas, dirigidas a ella. Hay una hermosa película que lo recuerda y puedes verla en estos días, se llama “Cartas a Julieta”.

Los más dulces… y los más fríos
Y cerramos este fantástico viaje por los mejores datos, contándote cuáles culturas lideran la lista de los románticos, y de los fríos. Aunque suene un tanto extraño, resulta que son los croatas quienes ganan el puesto de los más dulces celebrando el San Valentín. Suelen tener la costumbre de regalar grandes bizcochos con forma de corazón y un decorado extravagante. El regalo se adorna con un espejo en la parte superior y lleva escrito con algún aderezo pastelero: Te regalo mi corazón, mira quién está dentro de él.
Por su parte, los finlandeses son los menos expresivos al celebrar el día del amor. Si bien celebran el San Valentín, no lo hacen como una oda a la pareja, sino a los seres queridos en general.

El amor es un universo aparte, que solo alcanzan a comprender en su justa dimensión las personas que tienen la oportunidad de vivirlo a plenitud. Grandes amantes como Abelardo y Eloísa, Píramo y Tisbe, Marco Antonio y Cleopatra o Bolívar y Manuela Saénz dan muestras de que el enamoramiento y la pasión construyen imperios, derriban reyes y en definitiva, direccionan el andar del mundo. 

 

Comentarios