Haciendo Eco en Pilar

Cactus y suculentas: cómo regarlos sin ahogarlos

viernes, 19 de noviembre de 2021 · 08:02

Estas pequeñas plantas que tienen fanáticos y seguidores precisan una atención especial en su riego.

Riego en cactus y suculentas:

Teniendo en cuenta la variedad de climas, en relación al riego, aplicar -tanto en suculentas como cactus- un régimen seco-mojado. Esto significa regar, y no volver a hacerlo hasta que el sustrato esté completamente seco. Puede chequearse la humedad del fondo del sustrato introduciendo un palito de brochette y así chequear si sale húmedo o no.

1/ Cómo regar cactus

Los cactus tienen un período de reposo (desde el otoño hasta la primavera) en el que recomendamos ¡no regar! Esto favorecerá su crecimiento y floración.

Desde el mes de mayo se recomienda protegerlos de las lluvias si están a la intemperie y no regar hasta fines de agosto. En ese momento, comenzar a regar cada 15 días para llegar al verano con un riego semanal. A fines de febrero, volver a disminuir la frecuencia para llegar a mayo con el sustrato seco.

2/ Cómo regar suculentas

Los riegos de las suculentas deben ser cuidadosos todo el año. Si están cultivadas en exterior, en invierno sólo deberán recibir el agua de lluvia; en interior, cada aproximadamente cada 10 días.

El resto del año, como regla general, regar una vez por semana. En épocas bien calurosas, regar cada 3 o 4 días (siempre aplicando la regla del régimen seco/mojado).

El nombre de "suculentas" le viene dado por la capacidad que tiene para retener agua, y ser una planta muy jugosa.

3/ Tips de riego para cactus y suculentas

  • ¡Regar en forma abundante sin encharcar! Copiosamente hasta que empiece a salir el agua por el agujero de drenaje.
  • No mojar el follaje (hojas), así evitamos quemaduras de sol y prevenimos la aparición de hongos.
  • No regar en el cuello de la planta para evitar que se pudra. Siempre regar cerca del borde de la maceta para favorecer el crecimiento de las raíces. Si crecen las raíces, después crece la parte aérea de la planta.
  • Hay que organizar una rutina para regarlas y para conectar con la naturaleza domesticada.
  • Chequear que las macetas que están a la intemperie tengan drenaje y que no esté tapado.
  • Las macetas, latas y contenedores que no tienen drenaje deben estar bajo techo y regarse en forma escasa para evitar la pudrición de las raíces (riego controlado).
  • Pueden juntar agua de lluvia y guardarla en bidones o botellas cerradas para evitar la presencia de mosquitos.

 

1
2
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios