Astrología

Luna Llena en Aries

El torrente de la vida
sábado, 26 de septiembre de 2020 · 08:01

El 1 de Octubre la Luna llena estará transitando el signo de Aries.

En ese momento el Sol estará en el Signo de Libra iluminando la Luna Llena en Aries. Durante la Luna Llena sentimos más intensas nuestras emociones.

Toda Luna Llena viene a iluminar algo, nos invita a tomar conciencia, mostrar algo que veníamos desarrollando, para que lo comprendamos mejor.

En este caso la Luna Llena en Aries, nos muestra cómo manejamos nuestra energía, iniciativa, nuestros impulsos y deseos. 

Al estar Marte retrógrado en Aries, nos invita a la reflexión.

La Luna Llena en Aries y Marte retrógrado nos da la oportunidad para aprender sobre cómo manejar nuestros impulsos y nuestras frustraciones por no haber podido hacer lo que queríamos, sobre todo en este año de restricciones (Pandemia).

Tenemos la posibilidad de reflexionar, frenarnos antes de actuar y luego accionar de una forma responsable y realista. Así logramos entrenar a nuestro guerrero interno.

A su vez esta Luna Llena en Aries, va iluminar algo que tenemos que ver en el Yo. Al estar presentes las energías de Aries (Luna) y Libra (Sol) es la oportunidad de revisar la relación más importante: con nosotros mismos y, desde ahí, revisar la relación con un otro.

Cualquier desbalance con el otro, lo vamos a ver en nosotros, nos podemos hacer más conscientes , y ver qué balancear en nosotros mismos. Hacernos conscientes de cómo nos relacionamos con nosotros mismos y con un otro. Ser capaces de afirmar nuestra individualidad y deseos, al mismo tiempo que nos vinculamos y registramos a los demás. 

Es la posibilidad de reflexionar: ¿hemos sido egoístas?. ¿Nos olvidamos de nosotros mismos?. ¿Nos estamos pudiendo escuchar?. ¿Por qué hacemos cosas que nos sacan de nuestro propio equilibrio?. ¿Somos responsables de este desajuste?

Podemos tomar conciencia de desequilibrios, de modo poder ajustar y volver a un equilibrio dinámico, donde logramos actuar independientemente, ir por nuestros deseos y, a su vez, vincularnos con un otro que amplia y potencia lo que cada uno es. Observar con conciencia nuestro modo de vincularnos con nosotros mismos y los demás.

Por último, también podemos reflexionar acerca de nuestra integración en la sociedad: si accionamos en el mundo desde una programación inconsciente y temerosa o desde nuestros verdaderos deseos y potencia.

Foto: Ganapathy Kumar

María Ana Belvisi
 

Comentarios