Literatura

Amaneciendo Letras

Recomendaciones de libros cortos para leer en cuarentena
jueves, 24 de septiembre de 2020 · 14:44

Queridos lectores:

Hoy voy a recomendarles un clásico que muchos de nosotros llevamos dentro de nuestro corazón: “Juan Salvador Gaviota” del escritor Richard Bach, un relato simple y conmovedor, lleno de enseñanzas que harán que recapacitemos sobre lo que buscamos en nuestras vidas.

En este relato, las gaviotas solo vuelan para comer. Sin embargo, Juan Salvador es una gaviota que tiene sueños y se diferencia de sus compañeros, haciendo piruetas cada vez más osadas, encontrando en el acto de volar la libertad . Pronto es exiliado de su bandada, y se ve solo, cruzando el cielo, “Juan suspiró. El precio de ser mal entendido, pensó. Te llaman demonio o te llaman dios”. En su camino, encuentra otras gaviotas que disfrutan del arte de volar, de dejarse llevar por la llama que ilumina sus almas, “Por supuesto, hay destino, pero no te empuja a donde no quieres ir. El destino depende de ti” Juan conoce a Rafael, una gaviota que se vuelve su maestro, quien no solo lo motiva a volar cada vez más alto, sino que lo guiapara que se descubra a sí mismo, para que se reconozca como un ser único, “Tienes la libertad de ser tú mismo y nada se puede poner en tu camino.” Juan descubrirá que existen otros exiliados, otros soñadores, los que buscan, como él lo hizo, la libertad, sin juzgar a aquellos que los juzgaron, aprendiendo a perdonar, “No amas el odio y el mal, por supuesto. Tienes que practicar y ver la verdadera gaviota, la buena gaviota en cada una de ellas, y ayudarlas a verlas en ellas mismas. Eso es lo que quiero decir con amor” Juan ha crecido, convirtiéndose en una gaviota totalmente diferente de la que fue exiliada cuando joven. Ahora será el maestro de otras gaviotas, ayudándoles a volverse los seres que siempre quisieron ser, a seguir sus sueños sin importar los obstáculos que se presenten. En tiempos en que corremos para obtener el llamado “éxito”, Juan Salvador Gaviota nos enseña que vivir no se encuentra ni en los objetos que compramos ni en los puestos que alcanzamos. Vivir es aprender, crecer, amar, abrazar, reír, “Volar es mucho más importante que aletear de aquí para allá. Eso lo hace hasta… hasta un mosquito.” Busquemos ser nuestros propios maestros, ir paso a paso, saltar sobre las rocas en nuestro camino, crear puentes para cruzar el río, disfrutar del olor del pasto mojado después de una tormenta de verano. No dejemos de aprender. No dejemos de apreciar el cielo, soñando algún día volar, como Juan Salvador Gaviota.

¡Buena lectura!

Ana

Comentarios