“Quarantine series”

Clics modernos

La productora Agustina Ania desarrolla sesiones fotográficas a través de Facetime y Zoom. Fue convocada para publicar sus trabajos en el exterior.
miércoles, 27 de mayo de 2020 · 10:16

Aunque todo parece estar paralizado y en una especie de letargo por el aislamiento obligatorio, las mentes creativas siguen en pleno trabajo. “Es una gran oportunidad para artistas y marcas”, expresa Agustina Ania, joven productora de modas que ha lanzado una serie de sesiones virtuales con modelos del país y el exterior.

 “Quarantine series: to be close” es el nombre de su iniciativa, que se traduce como “Serie de cuarentena: estar cerca”. En diálogo con El Diario, Agustina explicó que el nombre original se mantuvo en inglés “porque tuve la suerte de que una revista del exterior quisiera publicar las series”. Comenzó a realizar las sesiones a principios de abril, y la primera publicación se plasmó el 15 de ese mes.

Siempre atenta a las nuevas tendencias (constantemente se nutre y actualiza a través de diversas publicaciones y consumos culturales, como el cine o la música), expresa: “Creo que el verdadero objetivo fue seguir creando, que es lo que más me gusta, armar imágenes. No quería que estar encerrada me limite y dejara de crear contenido, así que traté de buscarle la vuelta ¡Por suerte viene bárbaro como portfolio laboral!”.

Además, destaca que “también da la oportunidad de trabajar con gente con la que nunca había podido, por encontrarse en otra parte del mundo: por ejemplo, pude hacer fotos con una artista de Colombia, fue hermoso conocernos así -nos seguíamos en redes hace años- y son de mis fotos favoritas”.

Técnicas

Para las videollamadas, Agustina utiliza Facetime (de mejor calidad) o Zoom. Luego, realiza las ediciones en VSCO y Photoshop.

“Hasta ahora, lo que más hice son fotos a otra pantalla (tablet) con un set armado alrededor de la misma, también hice capturas de pantalla. Me siento más en control con la primera opción, y lo veo como un contenido más interesante. Me gusta que se puedan compartir y armar de ambos lados”.

En cuanto a la interacción con quienes modelan, afirma que “para ellas es muy divertido sentirse en una especie de cajita negra, sabiendo que de mi lado tienen objetos alrededor que los acompañan. Es guiarlos a modelar con esas cosas también, es raro, pero está bueno”.

Y agrega: “La similitud que tiene con las producciones in situ es el hecho de armar algo que vaya acorde a la modelo y tenga un significado propio. Digamos que el proceso creativo de armar la producción es muy similar, sacando que la utilería es limitada porque uno está trabajando con lo que tiene”.

Siempre inquieta (desde hace unos años es parte de la productora Ziggy Creative), en este 2020 tan particular también se ocupó de books para artistas o para marcas.

Sobre sus series de cuarentena, Ania asegura que “¡la repercusión fue hermosa! Recibí comentarios muy positivos, de gente que quiere ver más, y me dan ganas a seguir creando y buscando cosas en mi departamento que pueda compartir con alguien a través de una pantalla”.

A su vez, no duda en que “es una gran oportunidad para artistas y marcas de generar un contenido acorde a las circunstancias, pero que sea ameno y divertido, y no sentir que es ‘la nueva normalidad’ y hacerlo de mala gana. Siempre está bueno hacer cosas nuevas”.

Galería de fotos

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios