Tras el gol de arco a arco

Rey por un día

Pablo Adasme, arquero de Real Pilar, fue la sensación del fin de semana. “Desde que la pelota entró, fue todo un descontrol”, describió la emoción de su primer tanto como futbolista.
martes, 20 de septiembre de 2022 · 18:51

Pablo Adasme fue la sensación del fin de semana del planeta fútbol con su gol de arco a arco a Liniers y como dice el viejo aforismo fue “rey por un día”.

El dueño del arco de Real Pilar aseguró con su conquista el triunfo que lo mantiene en la lucha por el título del Clausura y con la clasificación matemáticamente asegurada al Reducido por el ascenso a la Primera B.

“En lo profesional una alegría enorme. Es un momento que muchos no lo viven y me está tocando a mí”, describió Adasme en charla con El Diario.

El gol fue el primero de su carrera y apunta: “Muy contento de la manera que fue.” “Íbamos 1-0 y teníamos toda la gente de ellos encima, en mi área. Cerrar el triunfo fue un grito extra de todos.”

-¿Cuándo se te cruzó por la cabeza buscar tu gol?

- Cuando viene el arquero de Liniers a enviar el centro, me adelanté un poco en la jugada. Pensando en que podía tener la chance de pegarle al arco. Una vez que tomo el centro, avancé, vi que el arquero estaba lejos de su área y logré darle con buena dirección, con fuerza.

“Cuando entró, de ahí en más, fue todo un descontrol”, describió la revolución que causó en el equipo, hinchas y dirigentes del Monarca.

“No sabía para donde salir corriendo, cómo festejarlo. Solo me salían gritos, emoción y alegría”, graficó.

-¿Esta es la mayor alegría que te dio el fútbol?

- Sí. No solo por mí, también por el club, que es nuevo y que se vea por todo el mundo. Para mí como para el club, es un orgullo grandísimo.

Lágrima de felicidad
Las repercusiones de su conquista se viralizaron rápidamente en las redes como en los mayores canales deportivos del planeta y eso volvió a sorprender a Pablo.

“Llegué a casa después del partido y pongo ESPN como hago siempre. Estaban pasando a Real Madrid, Barcelona. PSG y atrás, pasan la jugada mía. Se me caían las lágrimas al verme ahí”, recordó.

“Como que caí en ese momento de lo que había hecho. Son canales que uno ve siempre y todos soñamos con vernos ahí. Con el gol que convertí, salí en todas las páginas, en todos lados, me sorprendió”, sentenció.

-¿Nunca habías pateado un tiro libre o pedido un penal?

- No, soy de hacer el trabajo de arquero. Que no nos hagan goles, estar metido y concentrado. El puesto de arquero no es fácil y tiene mucho trabajo. Al mínimo error, termina en gol.

-¿Cómo valorás este momento?

- Es un premio, totalmente agradecido y disfrutándolo. Va a ser difícil levantar la vara de este gol. Pero voy a mejorar para el equipo.

Los pies sobre la tierra
Más allá de la gloria de esta semana, Pablo frena la pelota y pone calma. “La felicidad me tiene que durar 48 horas y nada más. Tenemos un partido complicado el fin de semana para afrontar lo que queremos”, subrayó.

“La ilusión del campeonato todavía está. Hay chances. Así que hay que trabajar día a día, para tratar de ganar la mayor cantidad de partidos que podamos para cumplir los objetivos”, completó.

 

 

Festejo en familia

Lo extraordinario del gol de Adasme, movilizó a toda la familia para abrazarlo en este momento. “Hacía 6 meses que no veía a mis padres y les pedí que vinieran para disfrutar un poco con ellos también”, contó el arquero. Se vinieron a Pilar para estar con el hijo que fue rey del planeta fútbol por un día.

 

Comentarios