Crecimiento

El salto meteórico de Taverna desde la pandemia

Santiago Rodríguez era una de las promesas del tenis local. Durante la pandemia pensó en largar la raqueta. Pero en la “burbuja” de Túnez volvió al circuito para renacer y hoy disfruta de jugar un Grand Slam.
jueves, 19 de mayo de 2022 · 19:49

Santiago Rodríguez Taverna era una de las promesas del tenis local antes de la pandemia, consiguiendo buenos resultados como jugador Sub 18 y logrando el Future Argentina 2018, además de la Copa 70ª Aniversario del Highland Park.

En 2019 obtuvo su primer M15 en Maldonado (Uruguay) y luego en 2020 dio un salto con la conquista de Punta del Este (M25).

La pandemia fue un golpe para todo el planeta y el Duke se refugió en su casa de Pilar. Entrenaba en su casa y por momentos dudó de continuar con la raqueta.

Comenzó a vender zapatillas por las redes y también fundó con unos amigos un grupo de “Locos por el Asado” donde despunta su predilección por la comida a la parrilla.

Cuando se reabrió la posibilidad de entrenar, eligió las canchas de Defensores Unidos de Zárate a ir a Ciudad de Buenos Aires para evitar lo máximo posible el contacto estrecho.

Mientras que la vuelta al circuito llegó con un maratónico viaje a Monastir (Túnez). Allí estuvo durante tres meses consecutivos atravesando todo tipo de situaciones, que finalmente redondearon una extraordinaria experiencia como cosecha de triunfos, especialmente en dobles.

En singles se quedó con un M15, para dar el gran salto cerca de casa. A fines del año pasado conseguía otro M25 en Río Cuarto y en el 2022 se llevó el Challenger de Buenos Aires. Antes de ir a Roland Garros, sumó otra conquista en Rosario.

A París viajó solo, en silencio y se terminó convirtiendo en el argentino más joven en pasar una qualy de Grand Slam desde que Schwartzman lo consiguiera en 2015.

Comentarios