Copa Libertadores 2022

Se viene otro Argentina vs Brasil

lunes, 21 de febrero de 2022 · 07:39

El comienzo del certamen continental genera mucha ilusión y renueva las esperanzas de los equipos argentinos que participan en este 2022. Gran poderío del fútbol brasileño.

La copa libertadores de America es la princesa que todos quieren enamorar. Es el torneo más preciado que tenemos en nuestro continente. Un trofeo con mucha historia y miles de vivencias inolvidables. Ganarla es tocar el cielo con las manos.

Solo basta hablar con un fanatico de Independiente y que enumere las 7 copas que logró el equipo de avellaneda en toda su historia en los ciclos gloriosos.  Hoy el presente lo tiene en la otra vereda, tratando de resurgir y que Boca no lo iguale en títulos.


Analizando el pasado reciente y viendo el presente. Resulta que hace una década el fútbol de Brasil logró convertirse en monopolio de victorias. Enormes futbolistas con pasado europeo, pero con vigencia en la actualidad,  juegan la copa libertadores. El poder de fuego que tiene Brasil es  la capacidad económica de abonar contratos millonarios que le permiten contratar a las figuras que pasaron por Europa y retener a los que son buscados por otros equipos poderosos.


Solo hay que repasar los últimos años, 6 campeones  brasileños en los últimos 10 torneos. Argentina tiene 3 títulos en ese período , dos de la mano del fantástico River de Gallardo y el de San Lorenzo campeón de la libertadores 2014.

Los representantes argentinos serán Colon, Estudiantes, Boca, Vélez, River y Talleres de Córdoba. 


En este 2022, River es el equipo argentino que puede darle pelea a los palmeiras, flamengo  y atlético mineiro. Es el único, de los de nuestro país, que está a la altura de poder pelear con los gigantes del continente. Ya lo demostró. Tiene el mejor entrenador de la actualidad  y un plantel que se armó para ser protagonista.


Donde ubicamos al Boca de Riquelme y Battaglia es el gran interrogante que surge.

Por lo evidenciado en el proceso del ex número 5, el presente no concuerda con un equipo que aspire a jugar la final de la libertadores. El juego y sus formas entregan muchos interrogantes. No hay una base sólida, los nombres y los sistemas cambian permanentemente y no se genera  un 11 titular que salga de memoria. Esto genera falta de confianza.


En el futbol todo puede pasar. Más cuando hablamos de un equipo copero y con historia. La llegada de Benedetto puede darle otra impronta. Más allá de todo, si Boca pretende luchar por la séptima tendrá que mutar y cambiar muchas cosas tanto dentro  como fuera de la cancha. 


Boca necesita paz interna y soluciones rápidas que aparezcan dentro del campo de juego. La tiene muy complicada, pero todo puede suceder en el mundo fantástico de la copa libertadores.

Comentarios