Que no sea un golpe de knockout

El arranque del mundial para la selección argentina fue traumático, perdió frente al rival más débil de grupo. Quedan dos finales por delante.
martes, 22 de noviembre de 2022 · 21:42

Cuantas veces, a lo largo de la historia, en la previa de la cita mundialista escuchamos decir a los especialistas decir que el primer partido de la fase de grupos es clave para comenzar con el pie derecho. Que toda confianza se genera en ese primer encuentro. Que la seguridad emocional y futbolística deben estar presentes en el debut.

En Qatar 2022 nada de eso ocurrió con el equipo de Scaloni. En el debut perdió frente al rival más débil del grupo. Arabia Saudita hizo historia ganando 2 a 1 a un equipo que se presentaba con varios pergaminos.

¿Qué debe hacer el equipo a partir de ahora?  Es el interrogante que esta flotando por los aires en el país. Lo primero que hay que tener es calma. Deben hacer un análisis de lo que ocurrió y de lo que vendrá. Es clave la aparición del los lideres del grupo. Tanto el entrenador como los referentes del plantel, deben tener esa capacidad para surfear esta ola que pinta peligrosa. En la previa todo era alegría, hoy todo es preocupación.

Los rendimientos individuales estuvieron muy por debajo de lo esperado. El equipo se siente   resentido desde lo físico. No tiene la energía y la fluidez que le supimos conocer en estos años de trabajo. Se perdió un invicto largo en el primer partido del mundial. Hay jugadores que se los ve tocados desde lo físico, jugadores claves en el sistema táctico del entrenador. Jugadores que siempre fueron el motor del seleccionado.

Ahora hay que descansar y reponerse rápidamente, volver a las fuentes y al inicio del este proceso. La calma de Scaloni y la conducción del cuerpo técnico son fundamentales en esta tormenta, esperemos que sea pasajera.

Se vienen en el horizonte dos partidos muy chivos, México y Polonia, serán rivales complejos. La selección debe enfocarse en lo suyo. Volver a ser, volver a creer y dejar atrás el mal debut frente a los Árabes.

Hay material, jugadores y un buen cuerpo técnico para cambiar rápido el chip. Pero sobre todas las cosas, hay un país que apoya y necesita jugar 7 partidos.

Comentarios