Los hermanos Block vuelven a la carga con grandes objetivos

Ignacio, Julieta y Braian disputarán el Torneo Argentino buscando meterse en los Panamericanos. Después de un largo parate, regresan con hambre de gloria.
martes, 5 de octubre de 2021 · 15:22

Con grandes metas, los hermanos Ignacio, Julieta y Braian Block, emblemas del pool en Pilar y en el país, vuelven a la carga. Con el propósito de meterse en los Panamericanos, participarán del Torneo Argentino que se disputará en dos fechas.

El campeonato se desarrollará en el partido de Moreno y es el pasaporte para participar de la gran cita continental que se disputará en el 2022 cuya sede aún se desconoce. 

Los primeros en ponerse a prueba serán Braian (17) e Ignacio (24) quien durante cinco años fue  número 1 de Latinoamérica en este deporte. Entre el viernes 8 y el lunes 11 disputarán el Torneo Argentino organizado por la Federación Argentina de Billar. Mientras que Julieta (23) lo hará el próximo 14 de noviembre, en la fecha designada para la categoría femenina juvenil. 

Fue ella quien en 2019 decidió reencontrarse con su pasión después de un parate de años que alcanzó a todos los miembros de la familia, cuando cuestiones económicas terminaron por alejarlos de las grandes competencias. "Abandonaron muchos años por la falta de recursos", afirma Gastón, el papá de los Block, en diálogo con El Diario. 

Aficionado del pool desde su juventud, el hombre que es empleado de una fábrica del Parque Industrial fue inculcándoles a sus hijos la pasión por este deporte. Los buenos resultados cosechados por Ignacio hicieron que, de a poco, abandonara la práctica activa para dedicarse a preparar a sus descendientes. A lo largo de los años recorrió torneos, mundiales y se codeó con grandes deportistas, incluido el propio Diego Maradona. 

Hoy, Gastón se desempeña como delegado de la Federación Argentina de Billar en las categorías Femenino y Juveniles y sueña con el regreso de sus hijos. 

"Estamos volviendo, estamos entrenando, es difícil pero no imposible", asegura el hombre, mientras recuerda que entre los 12 y los 17 años de Ignacio, momento en el que el joven se llegó a ocho finales consecutivas en los torneos Panamericanos y  obtuvo dos oros, "entrenábamos mañana, tarde y noche". "Lo nuestro siempre fue todo a pulmón pero la participación en los mundiales las pagaba el Estado nacional". 

Al día de hoy, Ignacio es empleado de la empresa Johnson & Johnson y es papá de una nena. Julieta trabaja en el Parque Industrial y Braian finaliza sus estudios. Las cosas cambiaron pero la pasión y las ganas de volver a abrazar la gloria sigue intacta en los Block. 

 

5
1
50%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios