Liga Escobarense

Germán Ponce: “Fue una nueva oportunidad para mí”

El defensor agradeció a Metalúrgico por darle la chance de volver al fútbol, después de mucho tiempo.
martes, 29 de septiembre de 2020 · 08:01

Muchos años pasaron para que Germán Ponce volviera a disfrutar del deporte que tanto ama. El defensor arrancó de cero en el proyecto de Deportivo Metalúrgico de Alberti, que hoy lo tiene como un representante más de la División A de la Liga Escobarense.
No fue sencilla la campaña para los de la UOM, que en su primer año de competencia conquistaron el ascenso luego de ganarle la final del Reducido a Manzanares.
“Llegué al club por intermedio de Daniel Velázquez. Me vio jugando un partido amistoso y me llamó para que me sumara al club. En ese momento tenía 32 años. Fui hacer la prueba y quedé. Fue como una nueva oportunidad para mí porque lamentablemente por falta de trabajo de mi viejo no pude llegar más lejos”, contó de su vuelta al fútbol el zaguero de 34 años.
Germán, como tantos chicos, fue a probarse para jugar en las inferiores de River o Boca pero finalmente quedó Argentinos. Aunque el momento complicado desde lo económico que sufrió su familia decidió abandonar el fútbol para arremangarse las mangas y ayudar. 
“Me decidí por Metalúrgico porque era una oportunidad única que tenía que aprovechar. La gente del club te trata como un verdadero profesional. Fue un sueño logrado”, remarcó. 
Ponce fue a probarse a Metalúrgico y en el primer día quedó. “Siempre jugué de 5 pero el profe Daniel Alves me dijo que empezara a jugar de defensor central. Y la verdad que mal no me fue”, contó a El Diario. 
Además, el zaguero central se mostró feliz por haber llegado a la elite de la Escobarense. “Logramos el ascenso porque todos nos propusimos ese objetivo”, resaltó. “Es lindo dejar una marca en el club, es algo muy grande para todos nosotros”, agregó.
El jugador resalta como claves de aquel éxito “la constancia, el sacrificio y dar lo mejor en cada partido”. Además, destacó al partido contra Flecha Azul (ganó por 4 a 2) como el clic para encaminarse al ascenso. “Fue clave ese partido porque perdíamos 2 a 0 y lo levantamos en el segundo tiempo. Ahí supimos que el equipo estaba para más”, confesó.
“El día del ascenso fue muy lindo porque lo jugamos en el estadio (Carlos Barraza) y con toda la familia, fue una experiencia única”, memorizó.
“La final con Manzanares fue dura porque sabíamos que ellos tenían experiencia en esto, pero lo supimos controlar y logramos el resultado que queríamos”, contó el jugador que hace 10 años vive en Villa Rosa. 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios